Suspenden a una psicóloga católica por sugerirle no abortar a una niña

El Colegio de Psicólogos de Santa Fe sostiene que la “convenció”: desde la ONG Gravida cuentan que la familia no estaba bien informada y luego cambió de opinión

El Colegio de Psicólogos de Santa Fe sancionó a una profesional por haber inducido a una nena de 11 años, con retraso madurativo, a seguir con su embarazo de 19 semanas. La chica había quedado embarazada después de que su padrastro la violara. El hombre ahora está detenido y el bebé, que ya tiene un año, fue dado en adopción.

Suspensión de la matrícula por seis meses y apercibimiento público por la gravedad de las infracciones al código de ética. Esa fue la pena que recibió la psicóloga María Belén Catalano, quien apeló ante la Justicia la decisión del Colegio. La psicóloga pertenece a la ONG católica Gravida (Centro de Asistencia a la Vida Naciente), quienes ratificaron su forma de ejercer. El choque de posturas encendió una polémica en Santa Fe.

“La nena de 11 años se encontraba internada bajo la protección de un equipo interdisciplinario para hacerse un aborto legal y, a partir de la intervención de una psicóloga que acude al hospital como voluntaria de una fundación católica, la nena fue retirada”, le dijo a Clarín Mónica Niel, presidenta del Colegio.

El Tribunal de Ética recibió una denuncia de una colega de la profesional y llegó a la conclusión, después de un año, que Catalano interfirió en la atención de sus colegas con la pequeña paciente. La otra falta que encontró el Colegio fue que influenció a sus consultantes con sus creencias políticas o religiosas, cosa que está prohibida.

El episodio ocurrió en el hospital José Bernardo Iturraspe, donde está “protocolizado” el aborto en casos de violación. “La sanción es por la falta de ética porque ningún psicólogo puede hacer esto en Argentina”, agregó Niel.

Desde la organización Gravida apelaron la decisión del Colegio ante la Justicia. Fuentes cercanas a la profesional dijeron a este diario que su intervención “da una sugerencia, no obliga a la paciente a hacer nada que ella, en este caso la mamá, no quiera”.

“Notamos que existe una cierta intencionalidad desde un sector, que se busca favorecer una ideología, que está justamente en la vereda opuesta a lo que pensamos nosotros, que estamos en contra del aborto. Buscan amedrentarnos”, dijo a Clarín Emilio Perisutti, representante de Gravida.

“Hace 10 días que se apeló esta medida en la Justicia. Por eso nos llama la atención que salga a la luz ahora”, advirtió Perisutti. Sobre el trabajo que realizan en los hospitales, expresó que “se intenta dar contención a la persona que está pasando por un momento de desesperación y angustia”.

Para Perisutti, la psicóloga no influyó en esta decisión. “Sólo le damos opciones para que sepa qué pasa si aborta o no aborta. A esta mamá no se le daban otras alternativas y de hecho, al conocerlas, siguió con el embarazo. Es más, cuando le preguntamos a la madre de esta pequeña si sabía lo que significaba la interrupción de un embarazo nos contestó: ‘Significa que el hijo va a nacer’”, recordó.

Y siguió: “Cuando le comentamos que era lo contrario, nos dijo que el bebé no tenía la culpa de nada… Es decir, el equipo interdisciplinario intentaba direccionar el aborto, no le dieron otra alternativa. Creemos que hay que respetar todas las opiniones pero hay que tomarlas conociendo toda la verdad”.

Hoy, el bebé tiene un año y fue dado en adopción por la familia de la menor a una pareja que no podía tener hijos biológicos. La chica había sido violada por su padrastro, que se había fugado antes de que naciera el bebé. Una vez que se comprobó su paternidad a través de un análisis de sangre, el hombre quedó detenido.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>