Ucrania: una miseria olvidada que el Papa Francisco saca a flote

Desde hace años niños ucranianos son acogidos en verano por familias catalanas