Y si a más armas, menos homicidios.

El grito de Papa Francisco: “Malditos los que causan y quieren las guerras”

Francisco denuncia que “mientras los traficantes de armas hacen su trabajo”, “hay pobres agentes de paz que solo por ayudar a una persona, a otra, a otra, a otra, dan la vida”. La guerra, recuerda, es justamente la elección de las riquezas: “Hagamos armas, así la economía se equilibra un poco, y sigamos adelante con nuestros intereses”