Cuidar el cuerpo y la mente es sano; obsesionarse con ello puede derivar en un problema de salud

Nuevas tendencias, nuevas adicciones

La obsesión por el culto al cuerpo, el sexo y la individualidad, ejes de modas como el ‘wellness’, el ‘chemsex’, las ‘single ladies’ o las ‘legal highs’, que se disparan en una sociedad que a la vez rechaza el embarazo como si fuera una enfermedad