El despatarre es un ejemplo de falta de consideración como otros muchos en el transporte público, pero se pone el acento en que es cosa de un modelo patriarcal y específico del hombre

La denuncia del “despatarre”, un nuevo ejemplo de cómo criminalizar al hombre

La falta de consideración en el transporte público es variada: adolescentes y jóvenes a veces no tan jóvenes de ambos sexos se sientan con los pies apoyados en el asiento delantero o lo hacen en el suelo…, pero se trata de apuntar hacia un supuesto modelo falocrático