Alcorisa

Pidió un preso cualquiera, porque tenía ganas de fusilar a alguien

Al no encontrar resistencia en Alcorisa, el cabecilla revolucionario de Foz de Calanda tenía ganas de fusilar y le entregaron al paúl Luis Aguirre

Con el cuerpo destrozado, perdonó a sus asesinos y les besó las manos

Antes de morir de resultas de las torturas, Bartolomé Rodríguez, párroco de Munera (Albacete), besó las manos de sus asesinos

Iban a la muerte con la sonrisa en los labios y perdonando a sus asesinos

Un testigo de la ejecución de tres claretianos en la prisión de Lérida atestiguó que fueron al martirio con la sonrisa en los labios y perdonando

Le encontraron un crucifijo y, sin mediar explicación, lo tirotearon

El 20 de julio de 1936 es el primer día posterior al estallido de la guerra civil española en el que se producen martirios reconocidos

El mártir que asistió al matrimonio del general Fanjul antes de que lo fusilaran

El sacerdote dominico Alfredo Fanjul pudo casar a su pariente el general Fanjul poco antes de que lo ejecutaran

El Pozo de la Lagarta, donde fueron arrojados al menos 27 mártires

El Pozo de la Lagarta, en Tabernas, es el lugar de Almería donde murió mayor número de mártires

La monja que murió repitiendo: ¡perdónales, perdónales!

María Pilar de San Francisco de Borja, carmelita en Guadalajara, rezaba así por los que la mataban: “¡perdónales, perdónales!”

Tuvieron que matarlo enseguida porque los estaba convenciendo

Los asesinos del escolapio Enrique de los Sagrados Corazones dijeron que lo mataron aprisa porque en el trayecto en coche “los estaba convenciendo”

Tres sacerdotes mártires en el Paseo del Tránsito toledano

José Sala, director del Seminario, Pedro Ruiz de los Paños, director de los Operarios, y Álvaro Cepeda, fueron asesinados en el Paseo del Tránsito

Ataron el cuerpo de la mártir a dos camiones para destrozarlo

Después de matar a sor Isabel Remuiñán, franciscana misionera de la Madre del Divino Pastor, de 60 años, destrozaron su cuerpo

Se entregó para salvar a su primo, acusado de refugiar a un religioso

El hermano Adolfo Mariano se alistó en el Ejército republicano para instruir analfabetos y declaró ser religioso para que no mataran a su primo

Por decir ¡Jesús! a uno que estornudó le detuvieron y asesinaron

El mercedario José Reñé dijo ¡Jesús! a un anarquista que estornudó en su pensión, revelando que era católico, lo que bastó para que lo mataran.

No lo iban a matar, pero se abrazó a su maestro y fue mártir con él

Sebastián Llorens refugió en su casa al sacerdote Jaime Puig, y cuando le fueron a disparar, se abrazó a él, por lo que también le dispararon y ambos fueron mártires

Sacerdote y monja hermanos, mueren perdonando y vitoreando a Cristo Rey

María y José Fenollosa, monja y párroco, fueron asesinados en días sucesivos en Gilet y Sagunto, perdonando y vitoreando a Cristo

Evitó que los milicianos quemaran la Iglesia y terminaron matándolo

Tomás Valera, de 19 años, se enfrentó a los milicianos que iban a quemar el templo: «¡A la iglesia no entra nadie porque yo me pongo por medio!»