Le encontraron un crucifijo y, sin mediar explicación, lo tirotearon

El 20 de julio de 1936 es el primer día posterior al estallido de la guerra civil española en el que se producen martirios reconocidos

El Pozo de la Lagarta, donde fueron arrojados al menos 27 mártires

El Pozo de la Lagarta, en Tabernas, es el lugar de Almería donde murió mayor número de mártires

La gente recogía piedras con su sangre para conservarlas

La devoción a Antonio Capdevila, mártir claretiano, empezó justo tras su ejecución, al recoger la gente piedras con su sangre

Matanzas de Fernán Caballero y Gijón. El ferroviario Álvaro Santos Cejudo

Entre los cinco mártires nacidos un 19 de febrero hay víctimas de las matanzas de Fernán Caballero y Gijón, así como un laico ferroviario

Mártir, aunque la soltaron para que no muriera en la cárcel

Se puede ser mártir sin muerte violenta, como la hermana Gaudencia: la soltaron para que no muriera. Basta que lo sufrido acorte notablemente la vida

La religiosa que exclamó ¡Ya puedo ser mártir! al ver arder las iglesias

Sor Josefa Gironés acababa de hacer sus primeros votos el 19 de julio de 1936 y al ver arder las iglesias exclamó: ¡Ya puedo ser mártir!

Monjas asesinadas por ir a misa. Entrevista a sor Modesta Moro Briz

Hay tres mártires beatificados del 31 de octubre de 1936: dos monjas asesinadas por ir a misa y un sacerdote capuchino asesinado en Olot

109 claretianos beatificados en Barcelona.

Tras confesarse, salió de la cárcel gritando ¡Viva Cristo Rey!. Beatificación de 109 claretianos

El cardenal Amato beatifica en la Sagrada Familia de Barcelona a 109 claretianos víctimas de la persecución religiosa durante la Revolución española

Tres monjas mártires, entre las más de 700 personas asesinadas en Vallecas

En Vallecas fueron asesinadas 516 personas, entre ellas tres monjas mártires, aparte de los más de 200 del Tren de la Muerte, entre los que hay dos beatos

Arcipreste de Puente del Arzobispo: Aún no me mateis, que os voy a bendecir

Antes de ser fusilado, el sacerdote Domingo Sánchez pidió tiempo para bendecir a sus asesinos, diciendo: perdónales, porque no saben lo que hacen

Una llamada de atención: Cuatro Hermanas Misioneras de la Caridad asesinadas y un clamoroso silencio