Arrancado de brazos de su madre, cuando su hermana llegó lo habían matado

La madre del lasaliano Jaime Puigferrer se aferró a él para que no se lo llevaran, pero lo arrancaron de sus brazos

A mí me podéis matar, pero a Dios no. ¡Viva Cristo Rey! Perdono a mis enemigos

Antes de morir mártir, el sacerdote paúl Fortunato Velasco recordó a sus asesinos que a Dios no lo podían matar y deberían darle cuentas

Evitó que los milicianos quemaran la Iglesia y terminaron matándolo

Tomás Valera, de 19 años, se enfrentó a los milicianos que iban a quemar el templo: «¡A la iglesia no entra nadie porque yo me pongo por medio!»

El estudiante ejecutado por no pisar un cuadro religioso

Al estudiante asturiano Antonio González lo mataron por no pisar un cuadro religioso, y por no blasfemar le cortaron la lengua

Tres mártires, entre “unos 600” asesinados en Carrión de Calatrava

Un mártir nacido un 17 de febrero está entre los asesinados en Carrión de Calatrava. Además un capuchino fue asesinado ese día por milicianos de UGT.

Málaga: Otro cura al que quemaron vivo

Entre los ocho mártires nacidos un 9 de febrero se cuenta, en Málaga, un salesiano cura al que quemaron vivo tras fusilarlo

Una anciana monja arrastrada atada a un coche en Hortaleza

Entre los casos de mártires nacidos un 6 de febrero está el del linchamiento de una monja arrastrada atada a un coche en Madrid

Algunas mujeres, viendo que aún vivía, le rompieron la cabeza a pedradas

Entre los mártires nacidos un 16 de enero, está uno de los tres mercedarios asesinados en las calles de Lleida, al que le rompieron la cabeza a pedradas

16 religiosas que trabajaban para quienes las mataron

Las Hermanas de la Doctrina Cristiana ejecutadas el 20 de noviembre de 1936 habían reparado y tejido la ropa de quienes las mataron

Moribundo de tuberculosis, no lo admitieron en el hospital

El sacerdote almeriense Mateo López no fue ejecutado, pero por ser cura no le admitieron en el hospital a pesar de su grave tuberculosis

Avisó a sus verdugos de que serían medidos con la medida que usaban

Buenaventura de Puzol predicó y absolvió a sus compañeros de martirio -entre ellos su padre y un hermano- y avisó a sus verdugos de que serían juzgados