La religiosa que exclamó ¡Ya puedo ser mártir! al ver arder las iglesias

Sor Josefa Gironés acababa de hacer sus primeros votos el 19 de julio de 1936 y al ver arder las iglesias exclamó: ¡Ya puedo ser mártir!