Las ‘puertas giratorias’ son éticamente reprobables, sobre todo si hay pasaporte de ida y vuelta entre la Justicia y la política

Elecciones generales a la vista: las inadecuadas ‘puertas giratorias’ de los jueces

Los partidos políticos quieren ficharlos y la ley facilita que un magistrado entre en política y pueda volver a retomar su carrera. Lo hizo Baltasar Garzón de la mano de Felipe González; y ahora lo han hecho Victoria Rosell y Juan Pedro Yllanes con Podemos o Margarita Robles con el PSOE