Si es preciso moriremos mártires; el padecimiento será breve; el gozo, eterno

El claretiano Adolfo de Esteban escribía en 1936: “Si es preciso moriremos mártires de la fe de Jesucristo. El padecimiento será breve; el gozo, eterno”

Un mártir del campo de concentración de Turón (Granada)

El joven José Pérez fue una de las 300 personas asesinadas en el campo de concentración de Turón (Granada), mientras construían una carretera

El mártir que fue mendigo en Cuenca

El redentorista Pedro Romero fue mendigo por las calles de Cuenca durante la guerra y murió de disentería en la cárcel

Rechazó marchar al extranjero, porque deseaba dar su sangre por Cristo

El claretiano Jacinto Blanch, que ya había visto arder su casa en la Semana Trágica de 1909, rechazó salir al extranjero en 1936 porque deseaba dar su sangre por Cristo

El último acto del comité de Vic: matar a los presos

El claretiano José Casals fue asesinado con los demás presos el día que el comité de Vic tenía que ceder el control de la prisión al gobierno regional

Mártires de Griñón: Les mandaron gritar viva Rusia y contestaron: ¡Viva Cristo Rey!

Entre los seis mártires nacidos un 7 de enero está uno de los lasalianos del noviciado de Griñón asesinados delante de sus alumnos

Los mató el mismo que había asesinado al obispo de Cuenca

Elías Moya, que mató al obispo de Cuenca, asesinó también a los redentoristas Javier Gorosterratzu y Víctor Calvo

En Peralta, la calle se llenó de gente para despedir a los mártires

Faustino Oteiza, uno de los dos escolapios de Peralta martirizados el 9 de agosto de 1936, antes de salir confesó y bendijo a las personas de la casa