‘Teresa de Calcuta’, una película con los momentos clave en la vida de la beata

La vida de la Madre Teresa de Calcuta llegará por primera vez a los cines españoles este próximo otoño con una película, dirigida por Fabricio Costa, …

La vida de la Madre Teresa de Calcuta llegará por primera vez a los cines españoles este próximo otoño con una película, dirigida por Fabricio Costa, que recoge los momentos más importantes de lo que fue una entrega total a Dios a través de “los más pobres entre los pobres”, como ella misma decía. Se trata de una producción de Italia, Francia y España, elaborada por Rai Fiction-Lux Vide, en la que se muestra “la cara y la cruz, los momentos dulces y los más complicados, en la trayectoria de una persona que lo dio todo para dar esperanza a la humanidad más excluida”. Así resume sus impresiones el sacerdote y crítico cinematográfico Peio Sánchez, que asistió a un preestreno que tuvo lugar recientemente en Barcelona. “La interpretación de la protagonista muestra su lado más espiritual sin esconder su humanidad”, añade.

 

Después del gran éxito que ha tenido en Italia, donde se ha difundido como miniserie por televisión, la película llegará coincidiendo con el tercer aniversario de la beatificación de la fundadora de las Misioneras de la Caridad. La actriz inglesa Olivia Hussey, conocida por su papel en producciones como Star Wars o Romeo y Julieta, hace de Madre Teresa representando, sobre todo, su vida interior y “su confianza en la Providencia para llevar a cabo su gran obra religiosa y social”, recuerda Peio Sánchez. El sacerdote, en la misma línea, destaca que le impresionaron algunas imágenes de la religiosa “rezando con una entrega que quizá sólo la imagen puede transmitir”. Entre los momentos difíciles recogidos por el film, subraya una reunión en la que Teresa de Calcuta “se levantó de la mesa al ver que no podía conseguir con urgencia la ayuda que necesitaba” para los más pobres.

 

Las realidades de miseria e injusticia a las que se enfrentó la religiosa en la India, así como la popularidad que se ganó hasta su muerte en 1997, aparecen también en la película. “Madre Teresa siempre quiso ayudar a los más necesitados. Por eso encontró también incomprensiones de personas que la acusaban de no entrar en las raíces de la miseria y la pobreza”, explica Peio Sánchez. También intervienen en el reparto, en este caso en papeles secundarios, los actores españoles Ingrid Rubio (Más que amor, Frenesí y El alquimista impaciente) y Guillermo Ayesa (Valeria). El rodaje de las escenas tuvo lugar entre Calcuta (India) y las ciudades italianas de Colombo y Roma, entre otras.

 

Peio Sánchez, que puso en marcha el año pasado la primera Semana de Cine Espiritual celebrada en España, espera que Teresa de Calcuta tenga éxito en su paso por los cines españoles. “Lo tendrá sobre todo si se promociona bien. Más allá de las creencias religiosas, existe un gran interés social por conocer lo que fue y lo que hizo este personaje único en nuestra historia reciente”, asegura el sacerdote y crítico. Para él, ver esta película ayuda a desmitificar a una mujer “a veces demasiado idealizada, pero que tiene su lado humano y sus momentos difíciles”.

 

Una vida ‘de película’

 

La religiosa, cuyo nombre de pila completo era Agnes Gonxha Bojaxhiu, nació en Skopje (Macedonia) en 1910, en el seno de una familia burguesa de origen albanés. Desde los 12 años, sintió vocación religiosa y, a los 18, ya entró en las Hermanas de Nuestra Señora de Loreto, conocidas en todo el mundo como la orden de las Damas Irlandesas. Tras realizar sus estudios en Dublín y en Darjiling, aceptó los votos en 1937. Al poco tiempo, fue destinada a la India para dar clases en uno de los mejores centros de Calcuta, el St. Marys High School, del que llegó a ser directora. Pero el entorno de la monja presenciaba en esta ciudad, plagada de enfermos y moribundos en sus calles, la llevaba a recorrer las chabolas, cuando terminaba la jornada, y a ayudar intensamente a los necesitados.

 

En 1946, Agnes pidió permiso para dejar su puesto en el convento para dedicarse completamente a los más desfavorecidos. Dos años después, la solicitud fue aceptada, y fue entonces cuando cambió el hábito de las hermanas de Loreto por el sarí blanco con ribetes azules, propio de las mujeres pobres, y adoptó definitivamente el nombre de Teresa en honor a Santa Teresa de Jesús. En 1950, tras la implicación de un creciente número de chicas jóvenes a su proyecto, la diócesis de Calcuta aprobó la creación de las Misioneras de la Caridad, congregación que poco después fue reconocida por la jurisdicción del Vaticano. La característica principal de la orden es la existencia de un cuarto voto, el de servir a los más pobres sin aceptar recompensa alguna, compromiso que se une a los de pobreza, castidad y obediencia.

 

Después de abrir en 1952 la Casa de los Moribundos Indigentes, Teresa de Calcuta fue extendiendo su congregación y su misión por la India y por todo el mundo. Actualmente, las Misioneras de la Caridad tienen más de 400 centros repartidos por los cinco continentes, con más de 3.000 misioneras trabajando. Entre otros reconocimientos civiles, la religiosa obtuvo el Premio Nobel de la Paz en 1979. Tras su muerte en 1997, que se convirtió en todo un acontecimiento social y político en la India, el Papa Juan Pablo II decidió saltarse la norma de esperar 5 años para abrir el camino hacia su beatificación. En julio de 2001 se inició el proceso, que culminó en 2003, coincidiendo también con el 25º aniversario del Pontificado de Karol Wojtyla.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>