‘Terra Sancta Museum’, para comprender la historia del cristianismo

El padre Pierbattista Pizzaballa OFM, Custodio de Tierra Santa, presentó el pasado 7 de marzo a los cónsules de Jerusalén el proy…

El padre Pierbattista Pizzaballa OFM, Custodio de Tierra Santa, presentó el pasado 7 de marzo a los cónsules de Jerusalén el proyecto del ‘Terra Sancta Museum’, una muestra permanente con la que se busca mostrar al mundo los tesoros que a lo largo de siglos fueron donados a los Franciscanos.

De esta manera, se busca ayudar a comprender la historia del cristianismo a visitantes de todo el mundo. Se prevé que sea inaugurada en 2015 en el corazón mismo de la ciudad antigua de Jerusalén.

Durante el encuentro, en la sede de la Custodia de Tierra Santa, el padre Pizzaballa expuso a los presentes algunos de los objetos que formarán parte de la muestra permanente. Entre esos tesoros se encuentra una dalmática del siglo XVIII, regalo del cardenal Ottoboni, así como una capa pluvial pontifical que fue donada por Luis XIII en 1621, y un pequeño trono y candelabros de plata donados por Felipe IV, rey de España, entre otros.

"Un significado especial para todos los cristianos"

Durante la presentación de este proyecto, el Custodio de Tierra Santa dijo que la historia de la cristiandad, así como la de los franciscanos, que son los custodios de los santos lugares desde hace ocho siglos, "constituyen un patrimonio que es parte de la historia de esta tierra, pero también de todos los países que siempre han mantenido un fuerte vínculo con Jerusalén y Tierra Santa. Además de tener un significado fundamental para todos los cristianos del mundo".

El padre Pizzaballa adelantó que el proyecto contará con tres secciones: una arqueológica, otra histórica y una multimedial, las cuales tendrán un gran valor educativo que, además de involucrar a visitantes y peregrinos, incluirá a la comunidad vecina especialmente a estudiantes de escuelas locales, así como jóvenes.

"Una pequeña selección de un vasto patrimonio que abarca distintos siglos y que cuenta una historia de cercanía y relaciones entre Tierra Santa y el resto del mundo; un patrimonio que quiere hacerse público, para dar a todos la posibilidad de acercarse y profundizar en esta riqueza histórica, arqueológica y artística de la cual los franciscanos son custodios desde hace siglos", concluye la nota de prensa de los custodios de Tierra Santa.

Hazte socio

También te puede gustar