Testimonio de un jesuita en el Congo

El padre Juanjo Aguado es un jesuita que trabaja como misionero en la República Democrática del Congo, en la región de Kivu del N…

El padre Juanjo Aguado es un jesuita que trabaja como misionero en la República Democrática del Congo, en la región de Kivu del Norte. Allí su labor se centra en un proyecto educativo al refugiado.

A continuación, reproducimos algunos de los fragmentos más interesantes al respecto de su tarea y la situación dramática que está viviendo el país:

– “El Congo es, posiblemente, uno de los lugares del mundo donde resulta más difícil ser mujer y, por supuesto, niño”. “El desplazado tiene rostro de mujer, pero sobre todo de niño”.

– “La gente no sólo lucha por sobrevivir, sino por convivir y retornar en paz a sus hogares”.

– "Se supone que tanto la educación como la sanidad son gratis, pero el Gobierno no paga a maestros, médicos ni enfermeros, y tienen que cobrar a la población por sus servicios, para poder comer. De manera que llegamos a un acuerdo con el director del centro de salud más cercano, para que asistiera gratuitamente a los habitantes del campo a cambio de que el JRS (Servicio Jesuita al Refugiado) se hiciera cargo del salario de sus trabajadores durante dos meses".

– “Pese a mis deformaciones previas, me he dado cuenta de que es más importante estar allí que hacer. Lo que yo aportaba no es fruto de mis capacidades, sino de lo que la otra persona percibía de mí, al verme como un hombre de Dios. Ser signo de alguien es más importante que ser solución de algo”.

Labor de Cáritas

Debido al difícil momento por el atraviesa el país, La tarea que desarrolla Cáritas-Desarrollo del Congo y sus estructuras diocesanas de Dungu-Doruma y de Isiro-Niangara se han visto obligadas a redoblar sus esfuerzos. Hasta la fecha, ya se han puesto en marcha para poder llegar asistir a un total de 10.000 familias que han sido desplazadas, englobando unas 60.000 personas, que han sido víctimas de los ataques de los rebeldes ugandeses del LRA ocurridos a partir del 25 de diciembre de 2008. Igualmente, más de 5.000 kits de material no alimentario han sido distribuidos en las dos diócesis mencionadas.

En este contexto, la actualidad viene marcada por la acusación del fiscal sobre el dirigente rebelde congoleño, Thomas Lubanga, de que su grupo armado “reclutó y entrenó a cientos de niños para matar, saquear y violar”. En total, cree que empleó a más de 30.000 niños soldado de etnia Lendu a lo largo del conflicto de 1998 a 2003 contra el pueblo de los Hema en la región de Ituri.

Noticias relacionadas:

La tragedia de Gaza, escrita por un testigo

La Iglesia, más presente que nunca en la franja de Gaza

Caritas Jerusalén y las Iglesias de Tierra Santa piden el cese del estado de sitio en Gaza

La Iglesia, en campaña de sensibilización contra el Ébola en el Congo

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>