Tiene cuatro oficinas inmobiliarias: “el parón de la construcción está asegurado”

La crisis del sector de la construcción es en estos momentos extremadamente aguda, aunque no lo registren los datos oficiales. Según Mariano González,…

La crisis del sector de la construcción es en estos momentos extremadamente aguda, aunque no lo registren los datos oficiales. Según Mariano González, gerente de una agencia inmobiliaria con cuatro oficinas en el Baix Llobregat, “a partir de julio se empezó a apreciar realmente el descenso en las ventas, que hoy representan un 60% menos que el mismo periodo del año 2006”.

 

El parón está asegurado”, advierte el agente inmobiliario. “Las viviendas de obra nueva en nuestra zona han experimentado una bajada en torno al 10% por parte de la mayoría de promotores”, añade.

 

Sin embargo, ese porcentaje se puede considerar “en torno al 12%-15%” si se tiene en cuenta que “las cifras que barajan los organismos oficiales, profesionales del sector y banca son siempre sobre ventas escrituradas, muchas de ellas cerradas hace meses. Dentro de un año esas cifras serán del 60% o 70%, que es la realidad a pie de calle hoy”, calcula González.

 

Las declaraciones de este experto del sector inmobiliario fueron publicadas por el diario LA VANGUARDIA este martes, 8 de enero, y están extraídas de una narración en primera persona que González envió por correo electrónico a la redacción del diario.

 

“Futuro incierto y paro”

 

El agente inmobiliario continúa su relato asegurando que “ningún promotor de la zona tiene previsto poner ninguna obra en marcha y menos aún comprar solares mientras no venda las viviendas que tiene finalizadas o en fase de construcción. Esto dibuja un futuro incierto, en el que ya en 2008 muchas personas se van a quedar sin trabajo en el sector: fábricas de materiales, arquitectos, transportistas…”

 

González lanza también un aviso a las administraciones: “En cuanto a las administraciones, tanto central como autonómica, cuando se quieran dar cuenta no estarán ingresando ni siquiera el 40% del IVA o del AJD (actos jurídicos documentados) que ingresaban hace un año”.

 

Por otra parte, “los mismos bancos que hace un año llamaban para ofrecerme hipotecas ahora nunca están para atenderme, ya no conceden hipotecas a los promotores para construir y aconsejan a sus clientes no comprar porque los pisos van a seguir bajando”, agrega.

 

“El precio del dinero, sobre el 4%, no es caro, lo caro es conseguir que estos señores de los bancos se dignen a concederte una hipoteca”, denuncia.

 

“Todo se vende al precio que sea”

 

Dice el gerente de la agencia inmobiliaria que “la crisis actual se gestó hace aproximadamente un año y medio, pero no la supimos ver ya que estábamos sumergidos en la filosofía del todo se vende al precio que sea”.

 

“Cada uno debe empezar por asumir su parte de culpa; Gobierno, bancos, inmobiliarias, constructores, promotores, fabricantes y suministradores de materiales, inversores, especuladores y también los propietarios de los solares y los vendedores de vivienda de segunda mano”, aclara.

 

González critica también en su ‘diario personal’ las políticas de vivienda del Gobierno, que han creado situaciones de injusticia social entre una parte de los compradores, según su lugar de residencia.

 

“Las diferencias entre comprar una vivienda en el centro de Madrid o Barcelona o en una localidad de provincias con precios más asequibles se reflejan en que estos últimos pagan la hipoteca y viven con lo que les sobra y los otros intentan subsistir después de pagarla”, dice.

 

Nuestros dirigentes se limitan a hacer política de vivienda social siempre en épocas de elecciones, como la nueva Ley del Alquiler, que al inquilino de Madrid o Barcelona le parecerá una miseria y al resto de España le parecerá un regalo divino”, denuncia.

 

“Si los gobiernos quieren que su política sea equitativa, que empiecen por trabajar no con cantidades exactas sino con porcentajes sobre el precio de la vivienda, tanto de alquiler como de compraventa”, concluye.

 

ZP lo niega, pero afectará al PIB

 

Mientras tanto, o el presidente del Gobierno dispone de información sobre indicadores económicos que desconocen los expertos y la opinión pública en general, o Zapatero debe ser el único que no se entera de la preocupante deriva que está tomando la economía en España.

 

Sus últimas declaraciones al respecto así lo corroboran. Este miércoles, 9 de enero, acusó a las voces críticas como la del PP de “crear un alarmismo injustificado” sobre la situación económica y subrayó que este alarmismo “puede perjudicar las expectativas de la economía”, al mismo tiempo que aseguraba que la base de la economía española y sus fundamentos “son mejores que nunca”.

 

Pero, suben los precios de los alimentos básicos, aumenta el paro y cada vez son más los profesionales relacionados con la construcción, como Mariano González, que advierten de la evidente caída del sector, que junto con el turismo ha sido fuente del gran crecimiento y bienestar económicos de los últimos años en España.

 

El último aviso llegó este jueves de la mano de Merrill Lynch, una de las firmas más importantes de servicios financieros de Wall Street con oficinas en todo el mundo, incluida España.

 

El director de gestión de riquezas de la firma financiera, Gary Dugan, señaló que el precio de la vivienda “ya está cayendo”, pese a que la información oficial diga que los precios están planos.

 

Dugan advirtió de que el fuerte peso de la construcción de viviendas en la economía española seguirá dañándola en los próximos años en un contexto de caída de precios. La entidad financiera prevé que incluso perjudique al PIB español.

 

A su juicio, esa situación creará problemas en España este año y afectará también a las principales empresas españolas. Para intentar paliar los efectos negativos, Dugan aconsejó al Gobierno un recorte de impuestos, dadas las previsiones de que el Banco Central Europeo no bajará los tipos de interés a corto plazo.

 

Artículos relacionados:

 

La confianza de los ciudadanos en la economía española, bajo mínimos

 

Crisis inmobiliaria, crisis de ayuntamientos

 

La odisea de comprar un piso en España: los precios duplican la media europea

 

Los magnates del ‘ladrillo’ se embolsan hasta una cuarta parte de margen sobre los costes

 

Un ‘tsunami’ amenaza al mercado inmobiliario español

 

El suelo, por las nubes: Vuelven las manifestaciones por una vivienda digna

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>