¿Tiene solución el cambio climático?: Cinco previsiones que llaman al pesimismo

Las consecuencias del cambio climático siguen preocupando a los dirigentes de los países más desarrollados de forma directamente proporcional a su inc…

Las consecuencias del cambio climático siguen preocupando a los dirigentes de los países más desarrollados de forma directamente proporcional a su incapacidad para sellar acuerdos que limiten de forma real las emisiones de gases de efecto invernadero y el calentamiento global de la Tierra.

 

Según el último informe hecho público por la Energy Information Administration (EIA) del Departamento de Energía de Estados Unidos, hasta cinco previsiones sobre el futuro energético global dibujan un sombrío panorama sobre la posibilidad de frenar el cambio climático.

 

En un artículo de opinión publicado el pasado 6 de julio en LA VANGUARDIA, Mariano Marzo, catedrático de Recursos Energéticos de la Universitat de Barcelona y socio de honor de AEREN (Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos), se refiere a ese informe, el International energy outlook 2007, y enumera sus cinco proyecciones de futuro.

 

1. Gran aumento de consumo energético

 

El informe constata que, “de proseguir con las actuales tendencias, el consumo energético mundial se habrá incrementado un 57 por ciento durante el periodo 2004-2030”. El experto catedrático añade que “los países que no pertenecen a la OCDE, especialmente los asiáticos, experimentarán la mayor tasa de crecimiento”.

 

2. Estados Unidos, China e India, los que más

 

“El incremento de la demanda energética global tendrá lugar pese a unos precios del petróleo y el gas relativamente elevados. Con posterioridad al 2015, el creciente precio del petróleo frenará su demanda, de forma que el porcentaje de este hidrocarburo en el mix energético mundial caerá de un 38 por ciento en el 2004 a un 34 por ciento en el 2030”, continúa Marzo.

 

“Sin embargo, en términos absolutos el consumo de combustibles líquidos crecerá con fuerza hasta los 118 millones de barriles diarios (mbd) de equivalente de petróleo al final del periodo considerado, con Estados Unidos, China e India como responsables de la mitad del crecimiento global previsto, cifrado en unos 35 mbd”, agrega el socio de honor de AEREN.

 

3. Si sube el petróleo, a por el carbón

 

Basándose en el International energy outlook 2007, Marzo considera que “si las políticas energéticas actualmente vigentes permanecen invariables hasta el 2030, el consumo de carbón aumentará a un ritmo anual del 2,2 por ciento, de modo que esta fuente energética será la que crecerá más rápidamente”.

 

El incremento de los precios del petróleo y del gas natural multiplicará el atractivo del carbón para aquellos grandes consumidores que disponen de amplios recursos, como es el caso de Estados Unidos, China e India. Según el informe, estos tres países totalizarán un 86 por ciento del incremento mundial de la demanda previsto durante el periodo 2004-2030”, augura el experto.

 

4. Más expectativas de energía nuclear

 

Ante “los precios de los combustibles fósiles, la preocupación por la seguridad de suministro y las consideraciones medioambientales, probablemente mejorarán las expectativas de la energía nuclear en un gran número de países”.

 

El citado informe de la EIA prevé que la capacidad nuclear mundial pasará de 368 gigavatios en el 2004 a 481 gigavatios en el 2030. El informe tan sólo contempla un descenso de dicha capacidad en algunos países europeos de la OCDE”, concreta Mariano Marzo.

 

5. Un 60% más de emisiones

 

El experto catedrático calcula que, “sin políticas más agresivas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, la cantidad de CO2, emitida a la atmósfera aumentará desde los 26.900 millones de toneladas métricas (Tm) en el 2004 hasta 42.900 Tm en el 2030”.

 

“En el 2004, las emisiones de los países en desarrollo excedieron por primera vez las del mundo industrializado y, como se espera que el primer grupo apoye su crecimiento en los combustibles fósiles, las previsiones para el 2030 son que sus emisiones superen las de la OCDE en cerca de un 60 por ciento”, añade.

 

“Saquen sus propias conclusiones –concluye Marzo-. La mía es que, en materia energética, confundimos deseos y realidad con excesiva frecuencia”.

 

 

Artículos relacionados:

 

El documental de Gore sobre el cambio climático “está plagado de mentiras”

 

Crisis energética: 4 medidas para sortear un negro escenario

 

Convertir gases contaminantes en combustible, con energía solar: tecnología para el 2016

 

Energía nuclear a debate: 6 argumentos a favor y en contra

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>