¿Tienen las administraciones la culpa de que las españolas no tengan más hijos?

El estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) Actitudes y opiniones de las mujeres ante los hijos y la crianza. Diciembre 2003-En…

El estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) Actitudes y opiniones de las mujeres ante los hijos y la crianza. Diciembre 2003-Enero 2004 viene a confirmar, entre otras cosas, que en España las familias no pueden tener los hijos que desean por las dificultades económicas y los obstáculos que encuentran para conciliar trabajo y familia. Pero, por las respuestas obtenidas, también se llega a la conclusión de que la administración debería hacer mucho más de lo que ha hecho hasta ahora. Una opinión que también comparte Eduardo Hertffelder, director del Instituto de Política Familiar, a quien ForumLibertas.com ha entrevistado.

Los datos

La encuesta del CIS se ha realizado a 1.532 mujeres españolas, entre 20 y 45 años, mediante entrevistas telefónicas con un cuestionario estructurado. El sondeo se realizó entre el 8 de diciembre de 2003 y el 7 de enero de 2004 y algunas de las respuestas obtenidas ayudan a comprender mejor el fenómeno de la baja natalidad en España.

Un primer dato significativo es que las mujeres tienen una media de 1,7 hijos, creen que llegarán a tener 1,9 y, en realidad, les gustaría tener 2,7 hijos de media. Siguiendo con la encuesta, a la pregunta de ¿por qué cree que no llegará a tener el número de hijos que le gustaría?, un 25,1 por ciento opina que es debido a la dificultad de compaginar hijos y trabajo, un 37,7 por ciento cree que a la falta de ingresos y un 12,5 por ciento a la falta de tiempo para atenderlos. Las españolas creen en un 30,6 por ciento que se tienen los hijos que se desean, un 4,5 por ciento opina que se tienen más, pero un 61,1 por ciento creen que se tienen menos de los que se desean. Las razones por las que las parejas no quieren tener hijos o tienen menos de los que se desean son las siguientes: Un 67,3 por ciento cree que es debido al coste económico de los hijos, un 42,3 por ciento por la incorporación de la mujer al trabajo fuera del hogar, un 12,7 por ciento por la falta de libertad que significa para los padres el tener hijos, un 10,7 por ciento por el pesimismo ante el futuro y un 9,1 por ciento por el trabajo que dan los hijos. Cuando se les pregunta cómo se podría fomentar el incremento de la natalidad, un 28,1 por ciento cree que con ayudas económicas a familias con más de 2 hijos; un 27,8 por ciento, con trabajo a tiempo parcial de las mujeres con hijos; un 27 por ciento, aumentando el número de guarderías en centros de trabajo; un 8 por ciento, con mayores deducciones por hijos en impuestos; y un 7,2 por ciento, ampliando los permisos de maternidad. Un último apunte interesante de la encuesta es que el 77,9 por ciento de las mujeres entrevistadas se declara católica.

La entrevista

– El estudio del CIS pone de manifiesto que las mujeres españolas no tienen más descendencia debido a las dificultades económicas por las que atraviesan, a las trabas que encuentran para conciliar familia y trabajo y a una cierta dejadez de las administraciones. ¿Qué opina al respecto?

– En nuestra opinión, esto es debido a tres tipos de factores complementarios y no excluyentes, que son los siguientes:

Factores culturales: Se ha transmitido e impregnado en la sociedad el hecho de que tener más de dos hijos es una irresponsabilidad, cuando no una locura. Además, también se ha fomentado que la única forma de desarrollo de ambos cónyuges es la del acceso al mundo laboral y, por tanto, aquellas personas que optan por el cuidado de los hijos son “marujas” e “incultos”. Así, silenciosamente, casa por casa se ha ido transmitiendo una mentalidad antifamiliar.

Causas económicas y laborales: Hay varios ejemplos, como el de la vivienda, en el que el 60 por ciento de los ingresos de un matrimonio se destinan a la adquisición de un hogar. También el de la conciliación de la vida laboral y familiar, ya que cada vez ambos cónyuges trabajan más horas fuera del hogar, con jornadas cada vez más extensas, y esto trae consigo una disminución en la atención, cuidado y educación de los hijos.

Dejación de responsabilidades de las administraciones: Por último, las administraciones públicas también tienen una buena dosis de responsabilidad. Unas veces por abandono o porque han ignorado a la familia durante muchos años, otras debido a que han desarrollado o tienen intención de desarrollar leyes que atentan contra la familia y, otras, por ineficacia. El caso es que nunca han abordado de manera eficiente ni eficaz el articulo 39.1 de la constitución española, que deja bien claro que “Los poderes públicos aseguran la protección social, económica y jurídica de la familia”.

Esto nos permite constatar que las distintas administraciones nacionales y autonómicas, en el pasado, nunca tuvieron la voluntad ni sensibilidad de abordar la promoción de la familia. Y, lo que es más preocupante, tampoco la administración actual -a pesar de los datos dramáticos- parece tener la voluntad política de abordar este grave problema. Es una administración que, en este área, está fuera de la realidad y desarrolla planteamientos obsoletos que han demostrado su ineficacia y que han fracasado. Parece como si no confiaran en el matrimonio y la familia española.

– En su opinión, actualmente, ¿cuáles son los incumplimientos de las promesas electorales del PSOE en este terreno?

– Hay incumplimiento por parte del PSOE en varios aspectos. Primero, prometió en su programa electoral la creación de un Secretario de Estado de políticas familiares y no lo ha creado. Por otra parte, había prometido ayudar a la familia. Sin embargo, el anuncio de propuestas como la agilización de los divorcios, el matrimonio homosexual y el aborto libre no solo no apoya a la persona y a la familia, sino que va en contra de ella. En efecto, la política del PSOE tendrá, entre otras, estas consecuencias:

Potenciación de la Ruptura familiar, que va a producir más divorcios y que provocará a corto plazo que se produzcan tantos matrimonios como rupturas (200.000 rupturas al año dentro de 5 años, lo que supondrá una ruptura cada menos de tres minutos).

Mayor caída de la natalidad. Si la natalidad en España es en la actualidad la menor de Europa, con la implantación del aborto libre lo que va a provocar es que se incrementen los abortos llegando a más de 100.000 (77.125 en el año 2002).

Discriminación e injusticia para con el matrimonio y la familia, al equiparar realidades convivenciales de naturaleza y fines distintos, como son las uniones de homosexuales, con el matrimonio. La reforma del código civil en este sentido, a parte de su dudosa constitucionalidad, supondrá un agravio comparativo, injusto y discriminatorio.

Usurpación del derecho de los niños a tener un padre y una madre, con la posibilidad de la adopción por parte de las uniones homosexuales.

En definitiva, el programa electoral del PSOE y las primeras actuaciones, tal como se ha dicho anteriormente, demuestran no solo su poca sensibilidad hacia la familia sino también sus prejuicios y fobias hacia la institución familiar. Si lo lleva a cabo supondrá una au´téntica regresión en la política familiar en España. Y ello porque no solamente no están contando con las familias, representadas por las asociaciones familiares, desmintiendo así su famoso "talante dialogante", sino, sobre todo, porque con las nuevas medidas están atentando gravemente contra el presente y el futuro de la familia. Eso sí, el movimiento gay y radical de izquierdas ha expresado inmediatamente su satisfacción por las anunciadas reformas. No faltaría más.

– ¿Cree que se hace suficiente presión desde la sociedad civil para reivindicar mejoras en la situación de las amas de casa y en las ayudas a la familia?

– Aunque todavía no es suficiente y queda mucho camino por andar, yo creo que se están dando pasos muy importantes. En primer lugar, como fruto de la madurez individual colectiva, se está provocando un cambio de “chip” en muchos planteamientos anteriores y se están produciendo grandes avances, tales como:

Ser sujetos activos protagonistas de la Historia, que está originando, por fin, la pérdida del miedo y vergüenza a la presencia pública, la presencia en los medios de comunicación, en la interlocución con los poderes públicos, etc.

Ser conscientes de que tienen mucho que aportar a la sociedad y ser también conscientes de que la familia tiene unos derechos y unas obligaciones. Valorar la importancia que tiene la familia como pilar de la sociedad y que, ante esto, no se puede hacer dejación de responsabilidades, sino que hay que luchar para defender nuestros derechos. Pero, no solo esto, sino que, además, la solución que aportamos es la mejor, la que da mayor estabilidad a la persona y a la sociedad, la que la desarrolla integralmente, etc.

Incremento de la presencia en los medios de comunicación. El movimiento asociativo se ha dado cuenta de la importancia de los medios de comunicación, como canal fundamental de creación de cultura. Como consecuencia de ello, constata la necesidad de tener una creciente presencia en los medios de comunicación. Se ha pasado en los últimos años de una concepción de “no interesar salir” en los medios de comunicación, porque lo que hago/digo solo interesa en mi círculo de influencia, a “querer salir” en dichos medios.

Representatividad. Las familias se están dando cuenta de que estaban siendo la mayoría silenciosa y pasiva, y que las administraciones las estaban ignorando y abandonando. Pero, este abandono, se estaba agravando aún más en los últimos tiempos, por la discriminación y ataques a la familia, por la presión ejercida por una serie de colectivos de muy escasa representación social, con el intento de equiparación de realidades de naturaleza y fines distintos. Y ante esto, las familias y las asociaciones han dicho basta.



Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>