El Tribunal Constitucional sigue sin manifestarse sobre el recurso del PP sobre el aborto

El organismo jurídico consideraría lavarse las manos y que sean las fuerzas políticas las que consigan algún principio de acuerdo para regular la práctica del aborto en el país

El Tribunal Constitucional lleva seis años con el recurso sobre el aborto guardado en un cajón. La fuerte disputa entre el PSOE y el PP en esta materia desalentó desde el principio al TC, que se ha resistido a iniciar formalmente la discusión del fallo, sabedor de que, haga lo que haga, no logrará pacificar definitivamente el debate. El criterio dominante entre los magistrados es que deben ser las fuerzas políticas las que consigan algún principio de acuerdo para regular la interrupción voluntaria del embarazo, y no obligar al Constitucional a decantarse en favor de una u otra solución. Dicho en otros términos el TC se lava las manos y tiene la convicción de que se trata de un asunto que debe debatirse y resolverse en sede política, por la naturaleza de la materia. Sin embargo, el TC, ¡no debería definir si el ser humano no nacido es merecedor de derechos básicos como la vida? Y en tal caso, ¿no es el propio TC el órgano que debería definir esta serie de debates jurídicos?

Nadie ha leído el proyecto de sentencia

El ponente del fallo sobre el aborto es el magistrado Andrés Ollero, portavoz de Justicia del PP en el Congreso durante varias legislaturas. Oficialmente, nadie ha leído el proyecto de sentencia que tiene elaborado. Oficiosamente, todo el mundo la imagina, teniendo en cuenta que se trata de una persona de profundas convicciones religiosas. El texto hubiera podido llevarse al pleno para su discusión. Pero en el seno de la propia mayoría del Constitucional se teme que la institución se dividiera como en ningún otro asunto si la sentencia se pone a debate.

Por vías indirectas, PP y PSOE están recibiendo en este inicio de legislatura el recado de que la mejor solución sería la retirada del recurso presentado por los populares. Con ello, quedaría en pie la vigente ley de plazos, sin más. El PP ya renunció a reformar este sistema desde el Gobierno. Las direcciones de PP y PSOE saben que si la impugnación se retira, el TC podría cambiar su doctrina sobre quiénes están facultados para renunciar a un recurso, de modo que no hubiera obstáculos para que los diputados actuales deshagan la iniciativa de su grupo en el pasado, cuando tenía otra composición.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

    El aborto es un asesinato. ¿¿ Cual es el problema ?? Los partidarios del aborto ya estan considerando el INFANTICIDIO PARA LOS SÍNDROMES DE DOWN ,llamándolo aborto post parto

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>