Tres millones de jóvenes, de fiesta en Copacabana con el Papa: un comportamiento ejemplar

La gran fiesta de despedida de la JMJ de Rio tuvo lugar en la playa de Copacabana, en la capital carioca. Allí, El Papa Francisco reunió…

La gran fiesta de despedida de la JMJ de Rio tuvo lugar en la playa de Copacabana, en la capital carioca. Allí, El Papa Francisco reunió más de tres millones de fieles congregados y ¿cuál fue el resultado?, una fiesta ejemplar sin a penas alcohol, lejos de lo que estamos acostumbrados cuando jóvenes se reúnen para celebrar algo.

A la llamada "Misa del Envío", celebrada sobre la famosa playa, superó las expectativas de los organizadores a pesar de que los jóvenes se tuvieron que enfrentar al viento de un mar embravecido por el mal tiempo de los últimos días.

La noche de la vigilia previa a la misa en la que asistiría el Papa los jóvenes se apostaron en la playa para pasar la noche. Antes el ritmo de grupos católicos les acompañó.

Los únicos incidentes que se registraron fue el de algunos robos de teléfonos móviles y cámaras de fotos, que la policía local cifró en 140 denucnias, aunque un portavoz de la policía militar relativizó: “La mayoría de los jóvenes que denuncia ni tan solo son capaces de asegurar que han sido robados, en muchos casos se trata de pérdidas o descuidos”.

El cuerpo de bomberos también tuvo que trabajar a fondo con 936 intervenciones, de las cuales 130 fueron rescates del mar y 27 hospitalizaciones de jóvenes que tuvieron problemas de salud. Pero el dato significativo es que no se dio ni un caso de intervenciones por intoxicación etílica entre los jóvenes.

El teniente Gilberto Silva Lopes Júnior definía el tipo de público: “Estos jóvenes son mucho menos problemáticos que los que solemos atender. La mayoría de las intervenciones fueron desmayos por cansancio y falta de hidratación”.

Papa récord: Río recibió más de dos millones de turistas

Además, la JMJ 2013 se convirtió en el evento más grande de la historia brasileña en cuanto a llegada de extranjeros a ese país. En la misa del domingo, en Copacabana, había la misma cantidad de gente que vive en el Uruguay. La mayoría prometió volver.

La Jornada Mundial de la Juventud de la Iglesia Católica de Rio de Janeiro se convirtió en el mayor evento que movilizó turistas en una sola ciudad del Brasil de toda la historia, informó hoy el Ministerio de Turismo. Según datos de un sondeo del Ministerio de Turismo realizado por la Universidad Federal de Rio de Janeiro (UFRJ), se estima que 2 millones de personas pasaron como turistas por Rio de Janeiro y desembolsaron unos 575 millones de dólares en menos de una semana, ayudado por la atracción popular del papa Francisco.

Este domingo que pasó, sin ir más lejos, durante la misa de cierre de la JMJ 2013, Copacabana recibió la misma cantidad de habitantes que tiene por ejemplo Uruguay, donde viven 3.200.000 personas.

Según el ministerio, el 72% de los extranjeros que llegaron a la JMJ dijeron que que estaban por primera vez en Brasil y el 93% de ellos prometió retornar. La JMJ, según el sondeo, está dominado por personas solteras, un 85% y la mayoría es mujer (52,5%). Los turistas extranjeros y brasileños rechazaron los hoteles, considerados uno de los más caros del mundo, en la ciudad maravillosa. Apenas 7% estuvo en este tipo de hospedaje.

El 55,7% estuvo en las parroquias e instalaciones eclesiásticas y el resto en casas de amigos, parientes o residencias de fieles que la ofrecieron para los visitantes. El turismo religioso en Brasil es generalmente de visitantes del propio país y el lugar más concurrido es el santuario de Aparecida, interior de Sao Paulo, adonde el papa estuvo el miércoles pasado. Son 12 millones de turistas peregrinos por año en el mayor santuario mariano del mundo.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>