Trump revoca la norma de Obama que obligaba a los estados a permitir los baños transexuales

El Gobierno de Estados Unidos quiere que cada distrito escolar y gobierno local decida sobre qué hacer con estos estudiantes debido a la confusión que había creado a nivel local por los diversos litigios que enfrentaba en diferentes cortes del país

Donald Trump ha revocado la norma que instauró al final de su legislatura Barack Obama, que permitía a los alumnos transexuales poder elegir el baño opuesto a su sexo. La polémica medida, que propició un agrio debate en la sociedad estadounidense, daba libertad en las escuelas a este colectivo para ir al lavabo o vestuario en función del género con el que supuestamente se identificaran, algo que disgustó a los republicanos en su momento y gran parte de la sociedad y que la actual Administración acaba de anular.

Esta decisión ha querido ser explotada por algunos sectores como una nueva nueva batalla contra el polémico presidente. Contra él se han levantado voces de congresistas del Partido Demócrata e importantes grupos de presión, como Human Rights Campaign, asociación que impulsó la legalización del matrimonio homosexual en Estados Unidos y que consideró “vergonzosa” la decisión de Trump.

El Departamento de Justicia y el de Educación envió ayer una carta a las escuelas públicas del país para notificarles que el Gobierno había decidido suspender la anterior directiva debido a la confusión que había creado a nivel local por los diversos litigios que enfrentaba en diferentes cortes del país.

En su misiva, los dos departamentos consideran que “debe tenerse debidamente en cuenta el papel de los estados y los distritos escolares en el establecimiento de la política educativa”. En ese sentido, el fiscal general, Jeff Sessions, argumentó en un comunicado que el acceso de los estudiantes transexuales a los baños y vestuarios que coinciden con su supuesta identidad de género es un asunto sobre el que deben decidir los distritos escolares y los gobiernos locales, no el Gobierno federal. De esta forma, el Gobierno Trump se puso del lado de los estados gobernados por republicanos que aseguraban que Obama se excedió en su poder al proclamar una norma que, aunque no tenía rango de ley, amenazaba con arrebatar fondos federales a las escuelas que no permitieran a los alumnos usar los baños de su elección.

Sin la norma de Obama, ahora las entidades locales tendrán libertad para proclamar sus propias leyes y determinar si los estudiantes pueden o no usar los baños que deseen de acuerdo con el supuesto género con el que se identifiquen, en vez de en consonancia con el sexo natural de nacimiento.

El Gobierno de Trump ha defendido que su decisión sobre los transexuales obedece al respeto del mandatario por los derechos de los estados, pero organizaciones como Human Rights Campaign consideran que este “cruel ataque” a los niños mostraría el “desprecio” del nuevo presidente al homosexualismo político.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

    En otras cosas es posible que se haya equivocado el Presidente Trump ,pero en que existan lavabos masculinos y otros femeninos es natural, mientras existan hombres y mujeres en el mundo, se debe seguir como siempre, por más “feminista” o “machista” que se sea, tan malo es ser “machista”, como ser “feminista”; pues todos antes que nada, somos hijos de Dios y hermanos en Cristo,¡que es lo que importa! .

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>