Un cardenal chino advierte de los efectos del comunismo sobre los valores humanos

El cardenal Joseph Zen Ze-kiun, Obispo Emérito de Hong Kong (China), explicó recientemente algunas de las amenazas actuales del continen…

El cardenal Joseph Zen Ze-kiun, Obispo Emérito de Hong Kong (China), explicó recientemente algunas de las amenazas actuales del continente asiático y que ha destacado que “el comunismo ha destruido los valores humanos”.

Así lo indicó el Purpurado de 82 años en declaraciones a Aciprensa en Roma, adonde llegó para participar del evento “Misión en Asia: Papa Juan Pablo II y Francisco”, realizado en la Pontificia Universidad Urbaniana, en el que también participaron obispos de Filipinas, Sri Lanka, Irak y Corea del Sur, entre otros.

El Cardenal Joseph Zen Ze-kiun explicó que en su intervención en el evento se refirió a que “el camino de la Iglesia es el hombre, el ser humano. Por ello creo que la batalla ahora está en el terreno. En realidad lo que amenaza a Asia es un ateísmo humanista, en donde la gente opone Dios al hombre y el hombre a Dios. Tenemos que predicar a Dios porque solo Dios puede salvar al hombre”.

El Purpurado dijo luego que “podemos ver especialmente desde la historia de China que el comunismo ha destruido los valores humanos. Entonces para salvar a los valores humanos tenemos que trabajar mucho para difundir la buena nueva de Jesucristo”.

El obispo emérito de Hong Kong afirmó que “estamos luchando para lograr una elección realmente democrática (en China), pero las autoridades de Beijing han decidido no darnos eso. Ellos dicen ‘ok, le damos un voto a cada uno’, pero dicen que ellos eligen a los candidatos. Eso no es una elección real y entonces estamos peleando contra eso”.

El Cardenal se refirió luego a las recientes protestas en Hong Kong para reclamar la libertad y la democracia en la sociedad china: “el movimiento comenzó muy racionalmente. No esperamos el éxito inmediato, pero tenemos que ir a paso a paso manteniendo el movimiento”.

Sin embargo, prosiguió, “los estudiantes han tomado el asunto entre sus manos y están impacientes. Entonces ellos avanzan rápido pero sin mucha planificación y obviamente quieren tener éxito inmediato y eso no es posible. Eso hace que cometan errores”.

China y la Iglesia Católica

China permite el culto católico únicamente a la Asociación Patriótica Católica China, subalterna del Partido Comunista de China, y rechaza la autoridad del Vaticano para nombrar obispos o gobernarlos. La Iglesia Católica fiel al Papa no es completamente clandestina; aunque es asediada constantemente.

Las relaciones diplomáticas entre China y el Vaticano se rompieron en 1951, dos años después de la llegada al poder de los comunistas que expulsaron a los clérigos extranjeros.

En el año 2007 el entonces Papa Benedicto XVI escribió una carta a los católicos de China en la que los alentaba a los fieles a defender la fe, aún a costa de sacrificios, para promover la unidad y la comunión.

En diciembre de 2010, el nombramiento de un obispo legítimamente ordenado como Presidente de la asociación, durante una asamblea que sacerdotes y obispos fieles a Roma debieron atender a la fuerza, generó un distanciamiento entre el Vaticano y China.

Esta difícil relación entre comunismo y religión tiene otros episodios en la historia, como es el sucedido en la URSS o la realidad que vive la Iglesia latinoamericana en relación a gobiernos populistas como el de Bolivia, Venezuela o Cuba, países que Pablo Iglesias y su partido idolatra y alaba como ejemplo de una gestión política a seguir.

¿Esta es la inspiración que recibe Podemos de su hipotética futura relación con la libertad religiosa? ¿Estos son los caminos que tomaría la formación liderada por Iglesias? ¿Qué cabe esperar de un gobierno comunista en España desde la condición de católico? Interrogantes que los líderes de este nuevo partido político a buen seguro se encargarán de no aclarar para no perder adhesiones en las próximas Elecciones generales.

Hazte socio

También te puede gustar