Un día cualquiera: la que está cayendo

Si un día cualquiera, solo uno, ojeamos los titulares de los principales medios de comunicación obtendremos una instantánea de la sociedad española de…

Forum Libertas

Si un día cualquiera, solo uno, ojeamos los titulares de los principales medios de comunicación obtendremos una instantánea de la sociedad española del tipo siguiente:

Más del 2% de los chicos de 14 a 18 años tienen un consumo de cannabis que afectará a su salud.

A este anuncio puntual haría falta añadir las prácticas masivas del consumo de alcohol del fin de semana, y de otras drogas, así como la existencia de hábitos que van a pasar factura a medio plazo cuando estas personas en edad adulta trabajen, quieran formar una familia, tengan hijos. Me refiero, por ejemplo, a su hábito en lo que se refiere a los horarios, los fines de semana, o la tendencia de bastantes de ellos a escuchar música con un volumen de sonido dañino para sus tímpanos.

El gobierno quiere que el Consejo General del Poder Judicial se someta al juicio del Congreso de Diputados.

Una medida que de llevarse a cabo limitaría en grado sumo la independencia del tercer poder porque lo dejaría sometido al juicio político de oportunidad que puede resultar perfectamente contrario a la justicia.

El gobierno también pretende blindar con una serie de medidas la práctica del aborto ilegal generalizado.

Además del hecho en sí esta decisión transpira una actitud preocupante: la legalidad solo importa si sirve a la ideología, no es un valor en si misma. Esta es una lectura de las leyes de deriva totalitaria. Se dice que la España de Franco era un estado de leyes pero no de derecho, normas como las que se pretenden para proteger a quienes viven de la ilegalidad son del tipo parecido.

– Otro aspecto que afecta a la justicia es la peligrosa iniciativa gubernamental de que se pueda alcanzar la judicatura sin oposiciones.

Estas tendrán todos los inconvenientes que se quiera pero son el único instrumento que permite reducir la arbitrariedad política en la designación de nuevos jueces.

– A pesar de la crisis y de la caída brusca de la actividad económica, el déficit comercial español se mantiene tan grande como siempre, es el segundo mayor del mundo después de EEUU.

Esto acrecienta el problema de la crisis y marca una diferencia con el escenario que tuvimos en la caída económica anterior, en los inicios de los años 90.

– El aviso ha llegado de Bruselas: si no se ajustan las cuentas, España puede entrar en un plis plas en una situación de déficit público.

De hecho es posible que el presente año desaparezca ya el superávit. Con la previsión de crecimiento del PIB del 2,2% el superávit quedaba reducido al 0,6%. Ahora, con cifras oficiales, que el aumento de la riqueza no llegará ni al 2%, aquel 0,6 puede quedar reducido a la nada y situarnos el año próximo en cifras rojas.

– Para acabar de arreglar el panorama el Banco Central Europeo subirá, como tenía previsto, los tipos de interés y esto acentuará la debilidad económica española.

Intereses altos, petróleo caro y un precio del euro en relación al dólar que dificulta la exportación y facilita las importaciones fuera de esta área (claro que este mismo hecho negativo nos rebaja el coste de la factura del petróleo, que se paga en dólares).

– Finalmente, con la que está cayendo o quizás precisamente por ello, el PSOE ha iniciado su nueva campaña contra la Iglesia, donde el partido de momento tiende a hacer de poli malo, y Zapatero de poli más o menos bueno.

Donde no hay conflicto -la religión, para bien o para mal, no es un motivo de polémica en la sociedad española- quieren crearlo.

Necesitamos otra política; esto es, a otros políticos.

Hazte socio

También te puede gustar