Un hiperactivo Benedicto XVI demuestra, en dos días, que está en todo

Benedicto XVI está en todo. No deja nada para la improvisación y, además, trata todos los temas con coherencia y sin exclusiones. El sábado, durante u…

Benedicto XVI está en todo. No deja nada para la improvisación y, además, trata todos los temas con coherencia y sin exclusiones. El sábado, durante un encuentro con peregrinos en el Vaticano, pidió que todos los cristianos defiendan los valores de la familia y el matrimonio frente al aumento del número de divorcios y “uniones irregulares”. El domingo, tras el rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro, el Papa hizo un llamamiento a los católicos para que “acojan y ayuden a los inmigrantes”. Y el mismo día, en una Misa que reunió a creyentes catalanes en Montserrat, se leyó el primer mensaje del actual pontífice dirigido a las diócesis con sede en Cataluña, con motivo del décimo aniversario de la clausura del Concilio Provincial Tarraconense. En el escrito, Benedicto XVI reconoce el trabajo de aquella importante cita y anima a la Iglesia catalana a “continuar poniendo en práctica las conclusiones”, con el objetivo de “favorecer el arraigo del espíritu y las directrices del Vaticano II”.

 

El Santo Padre pidió el domingo, ante miles de personas en la Plaza de San Pedro, ofrecer “caras amables y corazones acogedores capaces de ayudar y sostener en las dificultades de cada día” a los inmigrantes, a los que definió como “aquellos que sufren por la lejanía de su patria y su familia”. En otro momento de su intervención pública, recordó que “la concordia, la paz y el diálogo entre las naciones son los únicos caminos para solucionar los conflictos entre pueblos e individuos”, y dedicó unas palabras a la crisis social de Bolivia. “Pongo en manos de la Virgen mis esperanzas de que esta apelación lleva a todos a la búsqueda del bien común, del sentido de la responsabilidad y del diálogo abierto”, explicó. Finalmente, cabe destacar que el pontífice unió su voz a la de todos los que piden la inmediata puesta en libertad de la cooperante italiana Clementina Cantón, secuestrada en Afganistán.

 

La otra cuestión importante tratada por Benedicto XVI este fin de semana es el matrimonio y la familia. El Papa, tras recordar que la tutela de la familia es uno de los temas fundamentales en la orientación pastoral de la Iglesia, expresó su preocupación “por el aumento del número de divorcios”, y animó a los cristianos a reaccionar “para proclamar y testimoniar, en toda su plenitud, el evangelio de la vida y la familia”. En esta línea, subrayó que la familia está llamada a ser “íntima comunidad de vida y amor” sólo “si está fundada sobre el matrimonio indisoluble”. También pidió colaboración con los sacerdotes para “dar enseñanza pastoral a los novios y a las jóvenes parejas”, a través de una educación en valores “para las nuevas generaciones”. Desde que fue elegido el pasado 19 de abril, el Santo Padre ya ha hablado sobre este tema públicamente en varias ocasiones.

 

El mismo domingo, los miles de creyentes que se reunieron en Montserrat, para conmemorar los 10 años de la clausura del Concilio Provincial Tarraconense, escucharon el primer mensaje de Benedicto XVI dirigido a la comunidad cristiana de Cataluña. En el texto, el pontífice valora positivamente el trabajo de aquella cita eclesial, y anima a las diócesis catalanas “a continuar poniendo en práctica las 170 conclusiones del Concilio Provincial, para favorecer el arraigo del espíritu y de las directrices del Vaticano II”. En la misma línea, el Papa hace un llamamiento a la evangelización “frente a una indiferencia religiosa creciente y la pérdida de tantos valores morales”.

 

Bien situado, también en la dimensión comunicativa

 

Esta intensa actividad pastoral y de presencia pública de Benedicto XVI coincide con la noticia de la ratificación de Joaquín Navarro-Valls como portavoz de la Santa Sede. Reveló la noticia el pasado viernes el diario SECOLO D’ITALIA, que explicaba que el Santo Padre pidió recientemente al médico y periodista español que continuase al frente de la Oficina de Prensa vaticana. Tras la muerte de Juan Pablo II, con quien estuvo desde 1984, Navarro-Valls recibe ahora la confianza del nuevo sucesor de Pedro.

 

Dicen en el Vaticano que Joseph Ratzinger está situándose con gran rapidez en su nueva responsabilidad como Papa. Parece que esto no es sólo una realidad por la seguridad con que se muestra públicamente siempre, sino sobre todo por la profundidad y el contenido de sus mensajes, centrados en todo tipo de asuntos que afectan a los católicos y que son de enorme interés público para todo el mundo. Lo que ha pasado este fin de semana es una buena muestra de todo ello.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>