Un misionero en África:”Toca a los leprosos con amor, porque es al mismo Cristo a quien estás tocando”

“Cuando ya no hay médicos, allí están los misioneros”. Así titulaba el sábado pasado Lluís Amigu…

Cuando ya no hay médicos, allí están los misioneros”. Así titulaba el sábado pasado Lluís Amiguet la contra de La Vanguardia en su entrevista el obispo y misionero Juan José Aguirre Muñoz. Un Cordovés de 60 años que lleva más de 34 en Bangassou, en la República Centroafricana, entre los más pobres de los pobres.

Un hombre, según el periodista, “inquieto y entregado” que “ha tenido ya dos infartos porque no tiene nunca suficiente: siempre quiere dar más”. Y que quizás nunca pueda llegar retirarse de obispo, como él quiere, pues “la malaria se lo lleve antes”. Del mismo modo que lo hizo el ébola con nueve mojas en el Congo. Una misioneras que “nunca tuvimos la oportunidad de ver en los medios”, pero que entregaron su vida por los demás.

Una vida entregada

La experiencia vital de Aguirre también es digna de mención. El propio obispo recuerda como, tras su primera misa en la misión, “cuando me quitaba la casulla, Nicolás, otro misionero que era ya veterano, me dijo: sal allí afuera y salúdalos: te esperan para bendecirte”.

“Y así lo hicieron”, afirma el obispo. “Cuando salí, me empezaron a escupir en las manos”. Luego le tocó el turno de los leprosos que “llegaban arrastrándose sobre sus muñones de piernas que eran rodillas y me tocaban con sus codos, que eran sus manos, mientras me transmitían su aliento de vida frotándome sus partes blandas corrompitas: narices, labios y orejas, que ya no existían”. Una forma de dar la bienvenida que puede parecer extraña, pero que era su forma de mostrarles su respeto y su cariño ya que, “según sus creencias mágicas, yo era puente que los unía a ellos, las criaturas, con el creador”.

El entonces sacerdote cuenta como "temblaba aterrado" ante tal recibimiento, pero entonces, Nicolas le dijo al oído: “Tócalos con el amor con que tocas la sagrada forma, porque es al mismo Cristo a quien estás tocando”.

El yihadismo también es una lacra

Los únicos problemas de la República Centroafricana no son solo la miseria y la lepra, también lo es yihadismo radical. Pues no solo los ISIS están sembrando el terror en el mundo. “Aquí tenemos a los seleka”, un grupo de islamistas que “quieren convertirnos en un califato como Boki Haram en Nigeria”.

Radicales que han “derramado sangre, cometido abusos y genocidios”, pero “con amigos poderosos”. Sobre todo en países del Golfo, que los financian y ayudan. “Comprende entonces que me repatee que nuestros mejores futbolistas lleven camisetas con propaganda de países del Golfo”, afirma el Aguirre en clara referencia a la propaganda que lleva el FC. Barcelona de Qatar Fundation. Un país que presuntamente financia la yihad, tal y como informó este mismo diario.

También contra el ébola

El ébola también ha llegado a la República Centro Africana. Sobre esto Aguirre afirma que “los sanitarios de Médicos sin Fronteras están haciendo una labor magnífica, pero no salen de su perímetro, como tienen establecido por contrato”.

Fuera del perímetro son “agustino, monjas de la madre Teresa de Calcuta, salesianos de María Auxiliadora y curas de San Juan de Dios” quienes ayudan a toda esta población. “No salen en la tele”, constata el obispo, “porque tampoco los periodistas abandonan su perímetro”, pero “ellos sí que están allí, entierran a los muertos y avisan con megáfonos cómo actuar para no contagiarse”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>