Una ‘brecha de género’ de la que no se habla: los repetidores se disparan en la ESO y los chicos baten récords

Tras la Primaria, la fuente de la que beben los ‘ninis’ tiene el sello masculino. ¿Por qué la Administración no hace nada para combatir ese fracaso del sistema educativo? ¿Por qué el alumnado repetidor en la escuela pública dobla al de la escuela concertada?

Algo falla en el sistema educativo español: el número de chicos que repiten curso en la ESO es muy superior al de las chicas Algo falla en el sistema educativo español: el número de chicos que repiten curso en la ESO es muy superior al de las chicas

Como informábamos el pasado lunes, 4 de septiembre, las políticas de empleo juvenil en España no consiguen reducir el número de ‘ninis’. De hecho, el número de jóvenes entre 20 y 24 años que ni estudian ni trabajan creció en 2016 hasta el 21%, mientras la Administración parece mirar hacia otro lado.

Por su parte, los gobiernos de las diferentes Comunidades Autónomas dan palos de ciego o entran en debates estériles sobre cuál puede ser la fórmula ideal para reducir el fracaso escolar en España.

En ese sentido, una de las últimas propuestas que está generando polémica es la iniciativa del Gobierno regional de Madrid de adelantar de septiembre a junio las pruebas extraordinarias de recuperación para los alumnos de la ESO, Bachillerato y FP que hayan suspendido en las evaluaciones ordinarias.

Los defensores de esta iniciativa argumentan que retrasar la recuperación a setiembre hace que los estudiantes olviden mucho contenido, además de ahondar en las desigualdades entre los alumnos cuyos padres pueden pagarles clases particulares durante el verano y los que no.

Por su parte, los detractores consideran que los exámenes de septiembre dan más tiempo a los alumnos rezagados para poder preparar las materias suspendidas y permite establecer nuevas estrategias y pautar un trabajo tutorizado de repaso que permita aprobar.

Sin embargo, la realidad es que ni las políticas de empleo juvenil ni el debate sobre la conveniencia, o no, de recuperar en junio o septiembre consiguen reducir el fracaso escolar en España y el incremento de ‘ninis’, que se nutren principalmente de los jóvenes de repetidores.

La estadística de repetidores en España muestra una 'brecha de género' silenciada: ellas repiten curso en la ESO mucho menos que ellos

La estadística de repetidores en España muestra una ‘brecha de género’ silenciada: ellas repiten curso en la ESO mucho menos que ellos

Los repetidores se disparan en la ESO

En ese sentido, una ‘brecha de género’ de la que no se habla es la que muestra la estadística sobre el porcentaje de repetidores en España, un verdadero lastre del sistema educativo español, como ya advertía el pasado mes de febrero un informe del propio Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Ahora, datos del Sistema Estatal de Indicadores de la Educación del mismo ministerio, referidos al curso 2014-2015, constatan que, una vez terminada la Educación Primaria, entre los repetidores los chicos baten récords; es decir que la fuente de la que beben los ‘ninis’ tiene el sello masculino, como se puede observar en la parte izquierda de este doble gráfico, reproducido a partir de una información publicada por el diario La Vanguardia el pasado 30 de agosto.

Alumnos repetidores en Primaria y la ESO, por sexos y por tipos de centro

Alumnos repetidores en Primaria y la ESO, por sexos y por tipos de centro

En el gráfico se puede observar que, durante la Primaria, las diferencias entre chicos y chicas en cuanto al porcentaje de alumnos repetidores son admisibles, aunque el porcentaje sea siempre superior en el caso de ellos, en línea con lo que sucede en otros países avanzados de la UE.

Pero, a partir de 1º de Educación Secundaria Obligatoria, la brecha entre unos y otros se dispara y las repetidoras muestran unos porcentajes muy inferiores a los de ellos.

Así, en 1º de ESO los alumnos repetidores fueron el 14,3%, frente a un 10% en el caso de ellas. En 2º de ESO, los chicos muestran un porcentaje del 12,4%, en tanto que las chicas solo llegan al 9%. En 3º, la relación es del 12,5% en ellos y el 9,4% en las chicas. Y en 4º de ESO los repetidores fueron el 11,2% y las repetidoras solo el 7,7%.

Una primera cuestión que plantea esta estadística es por qué se da esta gran diferencia en el número de repetidores entre chicos y chicas y qué se hace al respecto desde las Administraciones. Si estos resultados fueran a la inversa a buen seguro se estaría hablando de una brecha de género en el sistema educativo español.

También ayuda a entender el porqué de que haya tantos ‘ninis’ masculinos y tan poco femeninos.

El porcentaje de repetidores en la escuela pública dobla de largo al de la privada

El porcentaje de repetidores en la escuela pública dobla de largo al de la privada

El fracaso de la escuela pública

Por otra parte, en el lado derecho del gráfico se puede ver el porcentaje de alumnos repetidores por tipos de centro, es decir los de titularidad privada (en su mayoría centros concertados) y los de titularidad pública.

Los resultados que muestra este otro gráfico no dejan lugar a dudas y constatan el fracaso de la escuela pública frente a la concertada y la privada.

También aquí se puede observar una notable diferencia entre los datos en la Primaria y los de la ESO, con un menor porcentaje de repetidores durante la Educación Primaria.

Aun así, prácticamente en todos los casos el porcentaje de repetidores en la escuela pública dobla de largo al de la privada. Pero, llegados a la ESO, los porcentajes se disparan de forma significativa.

En 1º de ESO, el fracaso en la escuela privada es de un porcentaje de repetidores del 6,5%, mientras en la pública es del 15,1%; en 2º, la diferencia es entre el 6,2% y el 13%; en 3º la privada o concertada muestra un 6,7% y la pública un 13,2%; y en 4º del 5,8% en la pública se pasa al 11,5% en la privada.

Ante este escenario, cabe preguntarse por qué razón el alumnado repetidor en la escuela pública dobla al de la escuela concertada y, al mismo tiempo, por qué la Administración se muestra incapaz de tomar iniciativas que puedan combatir ese fracaso del sistema educativo español.

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>