Una buena iniciativa de Duran i LLeida.

Duran i LLeida ha presentado en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, de la cual es presidente, una proposición no de ley en d…

Forum Libertas

Duran i LLeida ha presentado en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, de la cual es presidente, una proposición no de ley en defensa de la libertad religiosa. La iniciativa es buena en un doble sentido. Primero porque, como informa hoy Forum Libertas, hace un detallado análisis de lo que ha venido sucediendo en algunos lugares de mundo, especialmente en Irak, Egipto, Nigeria y Filipinas. El escenario es rotundo. Matanzas de cristianos en sus templos, o en sus barrios, a cargo de grupos del islamismo que practica el terrorismo.

Repasa así mismo la posición adoptada por la Unión Europea que, dicho sea de paso, ha encontrado un escaso eco en los medios de comunicación españoles.

También es interesante por lo que propone, que va mas allá de una simple defensa genérica de la libertad religiosa. Lo que plantea es que el respeto a la libertad religiosa y de culto sea un criterio de actuación en las relaciones diplomáticas españolas, considerando su vulneración como una violación grave de los Derechos Humanos. Así mismo, pide algo que el Gobierno, de ser más sensible a los derechos de las personas incluidos los cristianos, ya debería haber producido por propia iniciativa, como es el apoyo decidido a la estrategia de la Unión Europea en este aspecto, dirigida a garantizar aquellos derechos en todo el mundo.

Esta iniciativa de Duran i LLeida evidencia todavía más el impresentable desinterés de la Ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, y el del presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, quienes habiendo hecho de los Derechos Humanos bandera -quien se acuerda ahora de Petit y su republicanismo cívico-, miran hacia otra parte cuando los agredidos de manera reiterada y sistemática son los cristianos.

El texto también tiene una lectura interior, porque buena parte de sus razones y objetivos ponen en cuestión la situación de la Universidad de Barcelona, donde se ha suspendido la misa en la capilla de la facultad de Económicas por la acción de violentos, con la plena aceptación de la decana de aquella facultad y el rectorado. Quizás empieza a ser hora de pensar en llevar este tema al Congreso y al Parlamento Europeo, a ver si puestos en evidencia y avergonzados, habiendo ganado a pulso un mal nombre para una universidad excelente, se consigue algo tan elemental como es que en una capilla haya misa para quien quiera acudir a ella.

Hazte socio

También te puede gustar