Una buena iniciativa del Partido Popular

Sígueme en Twitter: @jmiroardevol El Partido Popular en Cataluña ha propuesto que las subvenciones que definen como "ideoló…

Forum Libertas

Sígueme en Twitter: @jmiroardevol

El Partido Popular en Cataluña ha propuesto que las subvenciones que definen como "ideológicas" y también las "ayudas directas a las empresas", que el Gobierno de CiU ha aplicado en esta legislatura, se empleen en el futuro para ayudar a las familias más afectadas por la crisis. Defiende de esta manera el concepto de que la familia es la columna vertebral del conjunto de la sociedad, no solo para la vertebración de la misma a través de la socialización de sus miembros y las tareas educativas que solo ella puede realizar, sino también porque es un agente económico decisivo y a pesar de ello olvidado.

El Partido Popular catalán acierta de pleno con esta visión y ello merece ser subrayado. El que lo haga en plena campaña electoral es lógico. Nunca he entendido las críticas que a veces se formulan en términos de "electoralismo" cuando se realizan propuestas nuevas, rompedoras o interesantes en plena campaña electoral. Esta es su razón. Si no se utiliza para proponer iniciativas y exponerlas al interés del elector, la campaña electoral es una simple pelea de gallos en un pequeño reñidero. Y, ciertamente, esto es lo que menos nos importa e interesa.

El problema no está en que se haga eso que se dice electoralismo, y lo que ahora ha hecho el PP por consiguiente no lo es, sino en que después se incumpla sistemáticamente aquello que se ha prometido. Ésta es la cuestión grave. Pero que se presenten muchos planteamientos positivos es la razón de ser de una pugna electoral. De hecho, la base de la misma, lo que debería ocupar más tiempo, tendría ser precisamente esto, competir entre proyectos y propuestas positivas y dejar la crítica y la descalificación del otro, sobre todo la descalificación, en tercera línea.

Por lo tanto, bienvenida sea la iniciativa del PP, sería bueno que otras fuerzas políticas tomaran buena nota de ello y que se generalizara este tipo de planteamientos que convierten a la familia en lo que realmente es: aquella única institución necesaria y socialmente valiosa, de la que depende el buen funcionamiento en todos los órdenes de la sociedad.

Subrayadas las bondades del hecho, solamente un pero: es una lástima que el PP tenga este tipo de iniciativas, sobre todo desde la oposición, pero que cuando tiene ocasión de gobernar no las lleve a cabo en los términos que las promete y en algunos casos ni tan solo se las plantee. Dicho esto, lo reitero, bienvenida la propuesta del PP. Menos da una piedra y quien no se consuela es porque no quiere.

Josep Miró i Ardèvol, presidente de E-Cristians y miembro del Consejo Pontificio para los Laicos

Hazte socio

También te puede gustar