Una cálida sonrisa es el idioma universal de la bondad.

Recuerda que eres polvo

Ejemplo de sonrisa

Empieza ya el tiempo penitencial cuaresmal. ¡Con una sonrisa por favor! Empieza siempre en un día miércoles laborable. Este año en día 10 de febrero. Este día y el Viernes Santo son los dos únicos días de ayuno obligatorio. Debe añadirse la abstinencia obligatoria -de solo carne- los viernes cuaresmales. Debe añadirse también que la normativa privativa actual es muy sui géneris a criterio interpretativo de cada cual, dependiendo de la edad. ¿Cuál es ese criterio? ¿El de seguir al pie de la letra esta normativa? Por supuesto que así es y debiera ser siempre objeto de predicación en los templos. Pero yendo más allá de la simple letra, entrando en su espíritu.

 

Las Sagradas Escrituras nos hablan de la mortificación, de la propia privación, sin jactancias ni pesimismos cabizbajos. Nos hablan del sentido de la limosna como dádiva al prójimo que más lo necesita. ¿Sabemos sonreír en nuestras vidas? Es una limosna sin coste económico. Requiere un esfuerzo personal. No está circunscrita al tiempo litúrgico penitencial. Una sonrisa es la semilla que crece en el corazón y florece en los labios.

 

Sonreír es distinto de reír. Es una actitud de vida que se refleja en el propio rostro. Sea en nuestros hogares, en nuestros ámbitos ocupacionales, en nuestros vecindarios, debiéramos sonreír siempre. La sonrisa refleja nuestro ánimo interior. Es lo que reflejamos en un lenguaje que no requiere discursos para nadie. Cuando accedo a un transporte público reparo en las personas presentes. Comprendo que sonreír a primera hora de la mañana resulta difícil. Después de una dura jornada laboral también.

 

Con todo hay personas que siempre tienen la sonrisa a punto. La sonrisa enriquece a los que la reciben, sin empobrecer a los que la dan. La sonrisa es onerosa. Es totalmente compatible con los propios quehaceres. La sonrisa no tiene nada de artificial. Debemos distinguirla de la risa. Reír también es bueno. Declinar las risas en tiempo penitencial es todavía mejor. Declinarlo sí, pero sonriendo siempre. ¡Siguiendo el ejemplo de los santos de todos los tiempos y latitudes! ¡Fijándose en la trayectoria de personas que tenemos cerca! Ésta no sé quien era. Me basta ver ahora su foto y ese elogio.

 

http://www.laverdaddeahora.com/2015/12/ex-senador-tito-hernandez-lamenta-el.html

Hazte socio

También te puede gustar

2 Comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>