Una ejemplar lección jurídica

La decisión del ministro Montoro, sobre la regularización fiscal decretada por el gobierno en 2012, se debió a la necesidad de equilibrar las cuentas del Estado, en un momento en el que el país se encontraba en emergencia económica y financiera heredada del gobierno Zapatero. Pero lo que ahora establece el Constitucional, con una sentencia cuyo ponente ha sido el magistrado Andrés Ollero, es que se produjo una “grave abdicación del Estado” y que no está permitido regularizar conductas que atentan contra el principio de solidaridad y de igualdad de todos los españoles.

A partir de ahora ningún gobierno está legitimado a poner en marcha amnistía fiscal alguna. Una ejemplar lección jurídica, de la que se derivan también consecuencias políticas.

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>