Una Europa menos desigual que los Estados Unidos

Los últimos estudios económicos afirman que Europa se encuentra en una mejor posición que Estados Unidos en referencia en igualdad y movilidad social

Europa

Los países más desiguales tienen menos movilidad social. Esta afirmación, que contradice la imagen del sueño americano, está fundamentada en los últimos estudios económicos sobre la desigualdad y la movilidad social. La movilidad social se mide con la elasticidad intergeneracional de la renta, que indica hasta qué punto los ingresos de una generación dependen de los ingresos de sus progenitores: a valores más elevados, más vinculados están los ingresos en la edad adulta con los que tenían nuestros padres a esta.

Desde la Crisis del Petróleo de los años 70 las desigualdades en Europa y Estados Unidos han crecido en gran medida. Las diferencias entre los más ricos y los más pobres son cada vez mayores. La innovadora curva del gran Gatsby, que relaciona la movilidad social (facilidad de progresar socialmente) con la desigualdad de un país, se aprecia la dura realidad de nuestra sociedad. Países como Italia, Reino Unido y Estados Unidos muestran unos datos en los que muestran la dificultad en la actualidad que las personas de rentas más bajas puedan salir de la pobreza.

El sueño americano es europeo

En la actualidad, donde Europa y Norte América continúan inmersos en una sociedad cada vez más desigual. Estas esperanzadoras noticias chocan con la fragilidad de los mercados internacionales, las grandes deudas que atesoran las principales potencias mundiales y el alto grado de personas que se encuentran en paro. Atrás quedan los años en los que se venía el sueño americano, donde si un reunía las cualidades necesarias y estaba dispuesto a trabajar progresar socialmente era una posibilidad que parecía posible.

Desigualdad

Los países que se encuentran con valores más altos en este gráfico son los que peor están en igualdad y movilidad social. Fuente: An anatomy of inclusive growth in Europe, Bruegel. elaboración Propia

En los casos donde la inmovilidad social es más alta, los ciudadanos con rentas inferiores lo tendrán más difícil que en un futuro puedan encontrarse en una situación mejor. Estas dos variables, desigualdad e inmovilidad, muestran una correlación positiva. Los Estados Unidos, por ejemplo, es un país con grandes desigualdades y al mismo tiempo progresar socialmente tiene una dificultad elevada comparada con otros casos como el alemán o el japonés.

Los países nórdicos, Dinamarca Finlandia y Noruega, son estados en los que las rentas entre los ciudadanos son bastante similares y que la posibilidad de aspirar a pertenecer a clases más altas es mucho más fácil que en el resto de Occidente. En el otro lado se encuentran los Estados Unidos, Italia y Reino Unido.

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>