Una guía de empresas cristianas reparte 4 millones de copias en Norteamérica

¿Quiere usted anunciar su negocio en la guía de empresas cristianas The Shepherd’s Guide? Tiene una edición en EEUU (nació en Baltimore en 1980), otra…

¿Quiere usted anunciar su negocio en la guía de empresas cristianas The Shepherd’s Guide? Tiene una edición en EEUU (nació en Baltimore en 1980), otra en Canadá y otra en México, y reparte un total de 4 millones de copias en 100 ciudades También hay ediciones locales. Pero, atención, para figurar en estas páginas amarillas, usted tiene que firmar la siguiente declaración:

He recibido a Jesucristo como mi Salvador personal, y mi deseo es vivir mi vida para Su Gloria. He nacido de nuevo, según lo que afirma Juan 3,3: “a menos que un hombre nazca de nuevo, no puede ver el Reino de Dios“. Me comprometo a mantener el más alto código bíblico de ética en mis transacciones. Es mi deseo tratar a mis clientes con el máximo respeto e integridad.

Se trata de un texto que, tal como está redactado, pueden firmar por igual católicos, evangélicos, pentecostales y cristianos de diversas confesiones. Al insistir en el “nacer de nuevo“, Jesús como Salvador personal y la mención de la ética bíblica marca un tipo de cristiano interdenominacional que se siente a gusto trabajando con otros cristianos similares.

Si usted firma esta declaración, figurará en la guía de The Shepherd’s Guide (cuanto más pague, más grande su anuncio, por supuesto) y además podrá exhibir en su negocio el logotipo de la guía. La guía incluye “negocios y ministerios”, lo que significa cualquier cosa desde grupos de rap cristiano, a diseñadores de webs o canguros para niños.

El logo de The Shepherd’s Guide,
para quien acepte la declaración de fe

Se va consolidando en EEUU la cultura del “pequeño negocio cristiano”. En un país de emprendedores y relaciones fluídas, la confianza es un valor económico, y trabajar con empresas cristianas significa -para algunos clientes- que tratas con personas “un poco más éticas” de lo estadísticamente común. 

Christie Smythe, reportera del COURIER-JOURNAL de Lousville, Kentucky, ha publicado un artículo repasando la presencia de los negocios cristianos en su ciudad. Un punto de partida es la guía The Shepherd’s Guide: en 1995 la edición de Lousville recogía 32 páginas de negocios cristianos, en el 2005 ya son 184 páginas. Y es gente que tiende a trabajar -y rezar- conjuntamente.

Por ejemplo: Thomas Baker tiene una oficina de venta de seguros State Farm; desde las ventanas de la oficina se ven cruces, versículos de la Biblia y las tablas de los Diez Mandamientos. Un poco más allá tiene la iglesia baptista de la que es ministro. Dice que la fe le da un cimiento a sus prácticas profesionales éticas y que ofrecer guía espiritual y vender seguros al mismo tiempo no le parece incompatible: “es una forma de pastoreo; se trata de cuidar de tus clientes”.

“Veo más negocios pequeños mostrando esto-es-lo-que-soy“, dice John Snow, dueño de la empresa JCS Communications en Louisville.

Aconsejo a mis clientes que inviertan con la Biblia en mente; tal como lo veo, por ejemplo, hay que evitar invertir en empresas que ofrecen ventajas a parejas del mismo sexo“, explica el consejero financiero Edward Prescott.

Thomas, John y Edward no van por libre, sino que se apoyan en redes de negocios cristianos de la ciudad. Entre ellas:

ocho grupos de entre 5 y 10 empresarios, que se reunen dos veces al mes para comer, comentar sus principios empresariales a la luz de la fe, intercambiar tarjetas y rezar juntos; los puso en marcha Don Edds, el dueño de una consultoría de tecnología.

diez empresarios coordinados como Christian Business Leaders; sus reuniones incluyen desayunos de trabajo en red; lo inició un agente de seguros llamado Mark Bruckert.

Forum de Líderes Empresariales, con unos 130 miembros de la Iglesia Cristiana del Sureste; trabajo en red y estudio de la Biblia, varias reuniones al año en esta iglesia.

CARES, “cristianos asociados del negocio inmobiliario”, unos 30 empresarios de este ramo, se reunen cada mes para desayunar y rezar;

“Pienso que es un mercado que va a crecer a medida que la gente se de cuenta de que hay más personas que hacen esto”, explica Edward Prescott.

La periodista del COURIER-JOURNAL interroga sobre el fenómeno a un profesor musulmán de la universidad de Lousville y a los responsables de comunicación de las asociaciones judías locales. Uno y otros dicen que no hay un fenómeno similar en el judaísmo y el Islam. Sin embargo, no reparan en que los musulmanes compran sus alimentos en tiendas de comida halal, y los judíos en tiendas de comida kosher, ya que ambos credos establecen estrictas normas de obtención de los alimentos y de sacrificio de los animales. El cristianismo no tiene supermercados ni carnicerías “cristianas”, por ejemplo.

Se espera que las ediciones de la guía de negocios cristianos del año que viene incluyan más páginas. “Nuestro objetivo es fortalecer, edificar y unir el Cuerpo de Cristo dando a cristianos de todos los sectores empresariales una forma fácil y asequible de llegar a los consumidores cristianos. Queremos ayudar a que la comunidad cristiana esté más cercana, dándoles una forma única de comunicar su fe en Jesucristo como Señor y Salvador”, dice la declaración de intenciones de The Shepherd’s Guide, ya con sus 25 años de experiencia.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>