Una jueza australiana aprueba reiteradamente el ‘cambio de sexo’ en adolescentes, incluso en un niño de 10 años

Que un magistrado autorice el ‘cambio de sexo’ en un joven es de por sí un hecho que suele generar polémica, pero cuando la …

Forum Libertas

Que un magistrado autorice el ‘cambio de sexo’ en un joven es de por sí un hecho que suele generar polémica, pero cuando la decisión afecta a adolescentes e incluso a niños la sentencia produce reacciones mucho más airadas y argumentadas.

Eso es lo que ha sucedido recientemente en Australia, donde la jueza del Tribunal de Familia Linda Dessau, que tiene un historial de reiteradas aprobaciones de procedimientos de ‘cambio de sexo’ en ese país, ha emitido una sentencia en la que aprueba ese tipo de intervención en un niño de 10 años de edad.

El tribunal fue informado de que el niño, que es conocido como Jamie, se había vestido como una niña durante los últimos dos años, se le había permitido usar el baño de las niñas en la escuela y se “estuvo presentando como una joven muy atractiva con una larga y rubia cabellera”, lo que indicaba una confusión en la determinación de su género sexual, según informa Notifam.

“Parecía una mujer”

Los padres de Jamie y algunos médicos consultados dijeron que temían que el inicio temprano de la pubertad en el chico pudiera llevarlo a la auto-lesión o al suicidio y apoyaron una solicitud urgente para que se le practicara un ‘cambio de sexo’.

Uno de los médicos señaló que, cuando vio por primera vez a Jamie en febrero de 2009, el niño “parecía convincentemente una mujer en todos los sentidos”, excepto por sus genitales.

Así, la jueza Dessau estuvo de acuerdo en aprobar de inmediato el procedimiento cuando fue informada en el tribunal de que el niño de diez años de edad estaba experimentando una pubertad acelerada y ya había alcanzado el desarrollo de un niño de 14 años de edad.

“El rápido inicio de la pubertad masculina ha obligado a tomar algunas decisiones urgentes”, dijo Dessau en su decisión publicada el pasado 15 de abril.

“Los médicos coinciden… estaba en camino de convertirse en una chica con una voz grave, con vello facial, un pene creciente, el pelo del cuerpo y las grandes extremidades de un hombre, ella estaría fundamentalmente angustiada por esos acontecimientos, al estar tan drásticamente en desacuerdo con su propia imagen y su presentación, y se enfrentaría a riesgos muy significativo en cuestiones de comportamiento y autolesiones”, argumentó la jueza.

También ordenó que el tribunal vuelva a reunirse para examinar la “feminización” de Jamie cuando tenga 16 años de edad, antes que comience la “fase dos” de la terapia con estrógenos.

Más casos

No se trata del único caso en el que Dessau ha dictaminado este tipo de sentencias. En diciembre del año pasado, la jueza aprobó otra “solicitud de urgencia” por parte de los padres de un niño de 16 años de edad para comenzar el tratamiento de drogas para tratar de convertirlo en una chica.

La jueza dijo que el muchacho, que responde a la inicial ‘O’, era lo suficientemente maduro para saber lo que quería y estaba respaldado por sus padres, seis especialistas y el abogado independiente del joven, según un informe del Herald Sun.

En el 2005, el mismo tribunal “provocó indignación cuando permitió que ‘Alex’, una niña de 13 años de edad procedente de una familia con problemas, comenzara un tratamiento hormonal para tratar de convertirse en un hombre.

El año pasado se le dio permiso para practicarse una mastectomía doble, informó el Herald, y agregó: “En otro caso se le permitió a una niña de 12 años de edad tomar hormonas” para comenzar su “reasignación de género sexual”.

“Arreglar sus mentes, no sus genitales”

Ante esta situación, diversos expertos han opinado contrariamente a estas prácticas en relación a los más jóvenes. El director administrativo del Australian Christain Lobby, Jim Wallace, dice que está “horrorizado” por la decisión de la jueza Dessau de ordenar una terapia para cambio de sexo para Jamie, quien se convertiría en el niño más joven de Australia en ser sometido al procedimiento.

Legalmente, la etapa final del procedimiento para eliminar los genitales masculinos utilizando cirugía estética no puede realizarse hasta que el niño cumpla 18 años. Si cambian de opinión antes de la cirugía, los efectos del tratamiento hormonal podrían ser revertidos, dijeron los médicos, aunque los riesgos –tanto en el tratamiento como en la reversión– no son bien conocidos por algunos muy jóvenes.

Por otra parte, el doctor Paul McHugh, un psiquiatra líder de Estados Unidos que llevó a cabo una investigación a fondo sobre los resultados de la terapia de ‘cambio de sexo’, ha concluido que la comunidad psiquiátrica estaba cooperando con el fomento de la enfermedad mental al diagnosticar al transexualismo como una condición física legítima.

Nosotros los psiquiatras… haríamos mejor en concentrarnos en tratar de arreglar sus mentes y no sus genitales”, escribió McHugh, profesor de Psiquiatría con Servicio Universitario Distinguido en la Universidad Johns Hopkins, en la revista First Things en el año 2004.

“He sido testigo de una gran cantidad de daños causados por el cambio de sexo”, escribió en un artículo titulado ‘Surgical Sex’ [Sexo quirúrgico]. “Los niños transformados de su constitución masculina a roles femeninos sufrieron angustia prolongada y miseria cuando sentían sus actitudes naturales. Sus padres solían vivir con culpa a causa de sus decisiones, al percibir tardíamente lo que eran y un poco avergonzados del producto, tanto quirúrgico como social, que habían impuesto a sus hijos”, concluyó.

Hazte socio

También te puede gustar