Una nueva inquisición

Las pruebas aducidas en la campaña contra la libertad de pensamiento, de expresión y de cátedra, por el nombramiento de María Elósegui como juez en el Tribunal de Derechos Humanos de la Unión Europea, con sede en Estrasburgo, están basadas en frases sacadas de contexto con lo que se manipulan las afirmaciones científicas de su autora. Está surgiendo una nueva inquisición, basada en la ideología de género, que no permite el disenso, que impone nuevos dogmas y que está muy alejada del respeto a las personas y a su condición sexual.

De esta forma se coacciona y se fulmina a quienes discrepan, dentro de una estrategia que el Papa Francisco ha denominado como “colonización ideológica”. Más allá de los indiscutibles méritos de María Elósegui, lo que está en juego es nada menos que la libertad.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>