Una radiografía de la familia en el mundo: España, en una posición intermedia de bienestar

El Índice Global Independiente sobre la Familia analiza su estructura, los recursos económicos, los de apoyo en el contexto familiar, y los sociales; entendiendo la familia como la relación de matrimonio estable entre dos personas heterosexuales con el fin de procrear

Para el IGIF, la familia es "la relación estable entre dos personas heterosexuales basada en el matrimonio con el propósito de la procreación" Para el IGIF, la familia es "la relación estable entre dos personas heterosexuales basada en el matrimonio con el propósito de la procreación"

La familia es “la relación estable entre dos personas heterosexuales. Está basada en el matrimonio y tiene el propósito de la procreación. Debe centrarse en las diferencias sexuales y la reciprocidad, la solidaridad intergeneracional y el principio de la no remuneración”.

A partir de esta definición, la Fundación Novae Terrae y la Universidad Católica de Milán presentan su ‘Índice Global Independiente sobre la Familia‘ (IGIF). Informe 2016 sobre el derecho de familia en el mundo’, una radiografía de la familia en el mundo, en la que España ocupa una posición intermedia, con el puesto 24, en un ranking de 46 países analizados.

La estructura de las familias, uno de los indicadores presentes en el estudio del IGIF

La estructura de las familias, uno de los indicadores presentes en el estudio del IGIF

Para elaborar ese ranking, el IGIF analiza y valora en su informe una serie de indicadores:

  1. La estructura de las familias”, incluyendo cuestiones “relativas a la paternidad y la relación entre los socios”
  2. los recursos que apoyan a la familia en sus funciones básicas”, que se refieren a “los recursos económicos que pueden ser directamente disponible en la unidad familiar, como el empleo, la renta…”.
  3. Los recursos potencialmente disponibles en el contexto, como los servicios de cuidado de niños, sistemas de conciliación o las políticas familiares”.
  4. Los recursos sociales, relativos a las relaciones y el apoyo. También están relacionados con el concepto de capital social, aunque no se corresponde totalmente a él”.

La media de la puntuación correspondiente a esos cuatro conceptos se concreta en la columna “IGIF”, como se puede observar en la tabla representada al pie de esta información, en la que los 46 países están ordenados de mayor a menor precisamente en relación a ese IGIF.

Dinamarca líder, Macedonia a la cola y España en una posición intermedia

En ese “Ranking del Índice Global Independiente sobre la Familia” la mayor puntuación media corresponde a Dinamarca (0,7009 puntos), seguida de Nueva Zelanda (0,6751), Suecia (0,6749), Noruega (0,6697) e Israel (0,6444), que ocupan las cinco primeras posiciones, como se observa en este gráfico, reproducido a partir del estudio.

España, en una posición intermedia en el IGIF

España, en una posición intermedia en el IGIF

Por detrás están Alemania (0,6434), Suiza, Lituania, Rusia, Islandia, Bélgica, Estonia, Francia (0,6091), Holanda, Australia y Malawi, todos ellos con más de 0,60 puntos y en orden descendiente.

En el grupo correspondiente a los 0,50 puntos se encuentran, entre otros, de mayor a menor, Austria, Japón, Turquía, España (0,5717), Reino Unido (0,5419), Estados Unidos (0,5389), Portugal, Grecia, Chile, México y Canadá.

“Un número considerable de países están en el rango medio con índice de resultados entre 0,60 y 0,50, que muestra la presencia de un soporte genérico a la familia, pero con algún déficit (‘podrían hacer más’)”, dice el estudio.

“Irlanda (0,4982), Rumania, Italia (0,4915), Serbia, Polonia (0,4681), República Checa y la República Eslovaca están por debajo de 0,50 puntos, destacando así algunos problemas para las familias”, continúa.

El informe concluye en este apartado que “en los últimos lugares con puntuaciones alrededor del 0.35 podemos ver Croacia y Macedonia).

Los derechos del niño

En su inicio, el estudio recuerda que “la Convención de 1989 sobre los Derechos del Niño reconoce que el niño tiene el derecho a conocer y ser cuidado por sus padres y que la familia, el grupo fundamental de la sociedad, es el medio natural para el crecimiento y el bienestar de las niños”.

“Para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, el niño debe crecer en un ambiente familiar, en un ambiente de felicidad, amor y comprensión, y, en consecuencia, la familia debe recibir la protección y asistencia necesarias para poder asumir plenamente sus responsabilidades dentro de la comunidad”, continúa.

En ese sentido, “tanto la sociedad como el Estado tienen la obligación legal de mantener a la familia en la tarea de dar a luz a niños y educarlos”, de manera que “promueva el aspecto humano individual floreciente y el bien común general de la sociedad”, subraya.

"El niño tiene el derecho a conocer y ser cuidado por sus padres" y "la familia es el medio natural para su crecimiento y bienestar"

“El niño tiene el derecho a conocer y ser cuidado por sus padres” y “la familia es el medio natural para su crecimiento y bienestar”

Conclusiones

En sus conclusiones, el Índice Global Independiente sobre la Familia destaca que el IGIF “representa una medida sintética de cómo es posible formar una familia de una manera sostenible, en diferentes países en todo el mundo”.

“Dada la complejidad del objeto medido -la familia en sí-, este índice se refiere a una definición específica de la familia, considerándola como una relación única relevante, sui generis, que une irreversiblemente géneros y generaciones”.

“A pesar de que un número considerable de países puede contar con una buena mezcla de recursos económicos (empleo y políticas fiscales) y los recursos contextuales (servicios de atención), como Dinamarca, Nueva Zelanda, Suecia, Alemania, Bélgica, Francia y Japón, podemos observar un desequilibrio de los recursos económicos (los más altos en Islandia, Noruega, los Países Bajos, Suecia, Suiza y Alemania)”, agrega más adelante.

“En conclusión, sugerimos una reflexión en profundidad sobre las transformaciones familiares, evitando una observación puramente descriptiva que a menudo puede proporcionar información incompleta o insatisfactoria”, advierte.

Por todo ello, “la invitación a los lectores de este informe en la mirada de los datos es ir más allá de la tentación de reducir el bienestar familiar a los recursos y servicios económicos, factores que son, sin duda, necesarios pero no suficientes”, sigue.

“Como este índice pone de relieve, incluso cuando están disponibles los recursos económicos y contextuales, la dimensión estructural de la familia sigue siendo moderada, si no es baja. Esto nos lleva a la hipótesis de que el apoyo de la familia debe centrarse en ‘otros’ recursos, de una manera más reticular y de naturaleza asociativa, capaz de aumentar las dimensiones sociales de la familia”.

Y concluye advirtiendo de que “con el fin de apoyar a la familia correcta, es fundamental para no renunciar a su definición: la familia es un grupo social humano básico; su especificidad radica en las relaciones recíprocas entre géneros y generaciones, transformando así la familia en una institución social”.

Los 46 países analizados en el Índice Global Independiente sobre la Familia

Los 46 países analizados en el Índice Global Independiente sobre la Familia

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>