Una reestructuración de escándalo: 26 directivos de cajas pactan indemnizaciones por valor de casi 150 millones de euros

El proceso de reestructuración del sector de las cajas de ahorros, puesto en marcha con el objetivo de ayudar a paliar la grave crisis econ&oac…

Forum Libertas

El proceso de reestructuración del sector de las cajas de ahorros, puesto en marcha con el objetivo de ayudar a paliar la grave crisis económica por la que atraviesa España, contrasta con las millonarias indemnizaciones pactadas por sus directivos para abandonarlas.

Así lo constata una información publicada este miércoles, 20 de junio, por El Economista en la que se advierte de que, desde el inicio de 2010, 26 directivos de cajas de ahorros tenían pactados en concepto de indemnizaciones o pensiones un total de casi 150 millones de euros.

Es verdad que algunos de estos pagos se encuentran en entredicho y finalmente podrían no efectuarse o devolverse en un futuro, sobre todo después de las investigaciones abiertas por la Fiscalía Anticorrupción, que ha puesto a las cajas en el punto de mira.

También hay que resaltar que, a instancias de CiU, el Congreso aprobara un texto para impedir el cobro a los directivos de las entidades que hayan recibido ayudas del Frob. En ese sentido, algunos de esos directivos están renunciando ya al cobro.

Novagalicia Banco, la que más

Como se puede observar en la tabla adjunta, reproducida a partir de la información de El Economista, los pagos más significativos corresponden a las entidades gallegas, integradas ahora en Novagalicia Banco, que pactaron pagar 63,2 millones a cinco ejecutivos, lo que supone el 40% del importe total repartido por las cajas.

Estas son las indemnizaciones que estaban pactadas: José Luis Pego, ex director general de Caixa Galicia (18,5 millones de euros); José Luis Méndez, que fue durante muchos años el primer ejecutivo de la entidad (16,5 millones, aunque podría haber renunciado a una parte); Javier García Paredes, exdirector general adjunto (5,3 millones), aunque se asegura que también habría renunciado a una parte de su indemnización.

En Caixanova, Óscar Rodríguez, uno de los directivos a cargo de la unión de las dos cajas (14,1 millones); y el ex responsable del grupo inmobiliario Gregorio Gorriarán (8,8 millones).

Bajo la lupa de la justicia

A punto de ser intervenida por el Banco de España, la CAM aseguró también un retiro dorado a sus ejecutivos, que también está investigando la Fiscalía. El ex director general, Roberto López Abad y otros cuatro altos ejecutivos se aseguraron prejubilaciones por un importe total de 12,8 millones de euros.

En Bankia, que registró unas pérdidas de 3.000 millones de euros el año pasado, destacan los 13,91 millones de euros a los que tiene derecho el ex director financiero de Bancaja, Aurelio Izquierdo. Aunque ha renunciado al final a 6,3 millones, por los derechos de prejubilación, recibirá el resto en concepto de la póliza contratada para su jubilación, fallecimiento e invalidez.

Por su parte, Rodrigo Rato, ex presidente de la entidad, tenía derecho también a una indemnización de 1,2 millones de euros, que no recibirá sin embargo por haber sido él el que presentó su dimisión. Asimismo, ha renunciado también a una cantidad similar por una cláusula en su contrato firmada para no irse a la competencia.

Hazte socio

También te puede gustar