Urkullu ignora el origen cristiano del PNV y jurará su cargo prescindiendo de la Biblia y el crucifijo

En la toma de posesión de Iñigo Urkullu como lehendakari, que se celebrará el próximo sábado, 15 de diciembre, en l…

En la toma de posesión de Iñigo Urkullu como lehendakari, que se celebrará el próximo sábado, 15 de diciembre, en la Casa de Juntas de Gernika, una vez se confirme su nombramiento como jefe del Ejecutivo vasco en el pleno de investidura de este miércoles y jueves, habrá algunos "pequeños cambios".

Así lo han manifestado fuentes del PNV al diario Deia, que informaba días atrás de que el nuevo lehendakari quiere mantenerse fiel a las tradiciones pero, al mismo tiempo, marcar un estilo propio. Y ese estilo propio lleva aparejada una cierta renuncia al origen cristiano del PNV, ya que jurará su cargo prescindiendo de la Biblia y el crucifijo.

De esta manera, Urkullu seguirá los pasos que dio Patxi López hace tres años y medio, en línea con la dicotomía entre el origen cristiano del Partido Nacionalista Vasco y el carácter aconfesional que asumió el partido a partir de los años 70.

Según Deia, ésta es la fórmula que seguirá Urkullu: en primer lugar, recuperará el juramento en euskera que instauró el lehendakari José Antonio Aguirre el 7 de octubre de 1936, aunque él lo hizo sobre una Biblia y un crucifijo. Un juramento en euskera que después asumieron en su literalidad Carlos Garaikoetxea, José Antonio Ardanza y Juan José Ibarretxe.

"Menor peso al tema religioso"

Las fuentes del PNV explicaron que estos "pequeños cambios" van encaminados a "conceder un menor peso al tema religioso". Cabe recordar que el enunciado original del primer lehendakari fue "ante Dios humillado, en pie sobre tierra vasca, en recuerdo de los antepasados, bajo el Árbol de Gernika, ante vosotros, representantes del pueblo, juro desempeñar fielmente mi cargo".

Patxi López también optó por un Estatuto en lugar de la Biblia en 2009. Sin embargo, ahí se acaban las coincidencias, ya que el lehendakari del PSE prometió el cargo en lugar de jurarlo, y prescindió del enunciado de Aguirre.

López hizo el juramento con la siguiente fórmula: "De pie, en tierra vasca bajo el árbol de Gernika, ante vosotros representantes de la ciudadanía vasca, en recuerdo de los antepasados, prometo desde el respeto a la Ley, desempeñar fielmente mi cargo de lehendakari".

Al mismo tiempo, mientras Patxi López tomó posesión del cargo ante los representantes del Parlamento Vasco en el interior de la Casa de Juntas, y después realizó el juramento ante el árbol de Gernika, Urkullu invertirá este orden y volverá a la tradición: en primer lugar jura ante el árbol y después asunción del cargo en las Juntas ante los cargos públicos e invitados.

En cualquier caso, con su decisión, Urkullu borrará en su toma de posesión los vestigios cristianos que aún le quedaban al PNV, muy lejos de los que fomentó en su día el fundador de este partido y creador del nacionalismo vasco, Sabino Arana, quien también era un defensor del catolicismo en el País Vasco.

Hazte socio

También te puede gustar