Uruguay vota a favor de la droga

Bien, comencemos a poner las cosas en su sitio. Se ha votado una ley para la permisión del cultivo, producción, comercialización …

Bien, comencemos a poner las cosas en su sitio. Se ha votado una ley para la permisión del cultivo, producción, comercialización y consumo de la marihuana o cannabis bajo unas ciertas condiciones que están reglamentadas y que no se conocen totalmente al día de hoy. Sí se sabe que serán solo para uruguayos que estén registrados, mayores de edad y en una cantidad determinada. El Estado controlará todo este proceso, por tanto estará en manos de privados pero supervisados por las autoridades.

La población se halla muy dividida al respecto, la población joven es más favorable, los mayores mucho menos. El ex presidente Sanguinetti dice que las supuestas ventajas no lo son y el peligro de que sea la puerta de entrada hacia drogas mayores es muy alto. Los que defienden la medida arguyen que también son drogas el tabaco (del 80 al 90% de las muertes por canceres de pulmón son debidas al tabaquismo y constituyen en Estados Unidos la primera causa de muerte por cáncer) y el alcohol, y recuerdan la Ley Seca en EE.UU. (1919-33) que no tan solo no consiguió frenar la bebida si no que dio paso a una de las épocas de más violencia en ese país y al florecimiento de las organizaciones criminales (quieren recordar por ejemplo a "los intocables" y a Al Capone). La otra es que la marihuana es una droga “natural” que tiene pocos efectos negativos (ver enlace), lo cual es falso.

Los estados de las personas son: vigilia, sueño y estados alterados. En este último estadio es donde debemos situar a las drogas. Estados alterados ocasionan situaciones mentales totalmente diferentes. Estos estados pueden ser ocasionados por diferentes causas, las drogas son la más importantes. Los estados alterados son diferentes según la droga y la mayor parte de las veces inhabilitan para muchas actividades. Las drogas tienen directamente efectos nocivos como el alcohol o el tabaco (el número de muertos por cáncer de pulmón ocasionado por el tabaco). Realmente, hasta hace relativamente poco no hemos conocido a fondo todos los efectos negativos y por suerte ahora se está comenzando con políticas para informar a la población y de esta forma prevenir su ingesta nociva o al menos limitarla a cantidades “prudentes”.

Varios políticos, como la presidenta de Costa Rica y el presidente de Guatemala, han llamado a probar otras alternativas que la prohibición además de pedir que los Estados Unidos se involucren, pues es a su país donde va destinado el tráfico y especialmente los países centroamericanos tienen que pechar con gastos elevadísimos muy poco compatibles con sus presupuestos limitados, a la vez que sufren también la corrupción del Estado en su totalidad por los narcotraficantes .

La situación del mercado de drogas en el mundo es, según la oficina de las Naciones Unidas, la siguiente (ver enlace):

Número de consumidores (miles) de drogas ilícitas a nivel mundial, 2010.

Cannabis: 224.490

Opioides: 36.120

Opiáceos: 20.990

Cocaína: 19.510

Estimulantes de tipo anfetamínico: 52.540

‘Éxtasis’: 28.120

Cualquier droga ilícita: 300.000

UNODC, Informe Mundial sobre las Drogas 2012

Actualmente las drogas estrictamente sintéticas son el doble de las ‘naturales’ y derivadas. Cada año aparecen 400 nuevas pastillas que se producen en laboratorios de Holanda, Rusia, China y otros, que no tienen el más mínimo control farmacéutico, y se han dado muchos casos en que producen directamente la muerte o locura. Aquí el beneficio es máximo, pues no tienen la más mínima relación el precio con el costo de producción. Por tanto, con la regulación están regulando del orden de un 20-25 % del mercado de las drogas.

Situados aquí vale la pena hacer algunas conclusiones al respecto: 1) No es para nada seguro que los narcotraficantes pierdan mercado ni desaparezcan de Uruguay. 2) Debe acompañarse de campañas muy altas para educar y prevenir los efectos de esta droga y de las otras. 3) Cualquier medida de este tipo debe monitorearse con proximidad para evaluar los resultados y realizar una especie de costo-beneficio de la medida. 4) La reglamentación debe contemplar muchos aspectos, si se detiene a conductores para comprobar su nivel de alcohol en sangre deberá regularse el nivel de ingesta de marihuana. 5) No debe tomarse la medida como una cuestión de triunfo de nadie, como un éxito, como algo que empuje a más, sino que más bien debería ser al contrario.

Personalmente creo que el camino está lleno de peligros y que solo la conciencia de las personas y el respeto hacia sus propios cuerpos (y mentes), donde deben cuidarse para protegerlos, debe ser algo que las diferentes iglesias han de poner también sobre la mesa. ¿O es que alguna iglesia promueve las drogas?

Hazte socio

También te puede gustar