Vacaciones con mal tiempo y tormentas en la política

Las vacaciones han terminado y con ellas un tiempo meteorológico extraño y un tiempo político también bastante inestable. …

Las vacaciones han terminado y con ellas un tiempo meteorológico extraño y un tiempo político también bastante inestable. Durante este período veraniego han pasado acontecimientos que han conmocionado a muchas personas en profundidad. Empezaban las vacaciones con la confesión en clave expiatoria del presidente Jordi Pujol y se cerraba la temporada con sendas declaraciones de Josep Lluís Carod Rovira y de Soraya Sainz de Santamaría. Muchas personas quedamos atónitas ante la autoinculpación del presidente Pujol, pero hay que reconocer que algunos también nos quedamos boquiabiertos por la rápida desvinculación hecha por algunos de sus antiguos correligionarios. De ello procuraré hablar otro día.

Por su parte, el que fue responsable de la vicepresidencia del tripartito confesaba, de forma sorprendente, que era conocedor de la existencia de comisiones en las obras públicas. Sus palabras sonaban a una especie de autoinculpación de omisión en una época en que este político era la máxima autoridad de su partido. ¿Por qué no lo denunció donde correspondía en su momento?. Mientras tanto, la vicepresidenta del Gobierno español ha amenazado con recurrir la decisión legislativa del Parlamento catalán. Lo sorprendente de sus palabras, es el tono de amenaza empleado cuando aún no se conoce el contenido de la ley ni se ha producido su aprobación formal. Esta actitud es como poner la venda antes de la herida.

Todo está revuelto y tengo la sensación de que se irá a más. La política catalana parece que podría formar parte de un manual de dinámica de fluidos o de los tratados de resistencia de materiales, porque hay de todo. Para algunos dirigentes políticos, todo debe hacerse según un guión establecido a pesar de las inclemencias del tiempo. Sus palabras se mueven entre la altisonancia y la intransigencia. Otros, más pragmáticos por necesidad de su responsabilidad de gobierno, introducen variaciones sobre un mismo tema para adaptar la estrategia política a la realidad. Desde fuera, se practica la actitud de espectadores indiferentes como si lo que pasara en Cataluña no fuera con ellos. Los corolarios pueden ser múltiples. Todo el mundo sabe que el tiempo de las cerezas se ha terminado y ahora estamos en época de higos tiernos. Lo que no sabemos es como nos gustan los higos, si maduros o secos.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>