¿Vamos hacia una ‘homosociedad’ que pone en peligro la libertad?

El creciente y evidente rechazo social al matrimonio homosexual ha provocado una reacción clara desde el poder político, económico y mediático predomi…

Forum Libertas

El creciente y evidente rechazo social al matrimonio homosexual ha provocado una reacción clara desde el poder político, económico y mediático predominante en España. La respuesta se ha traducido en nuevas medidas que ponen en peligro la libertad de los ciudadanos. Se trata de la puesta en marcha de una especie de stablishment de la ‘homosociedad’, un sistema social que convierte en pensamiento oficial lo que, en realidad, es ideología: el también llamado homosexualismo político.

 

Toda esta realidad, especialmente intensa desde el éxito de la manifestación del 18 de junio y ahora también con el veto del Senado, presenta ejemplos concretos. Uno es el hecho de que la televisión pública catalana, TV3, haya decidido emitir gratis un anuncio que defiende el derecho de las lesbianas a la maternidad. El vídeo promocional, elaborado por la Comisión Unitaria 28 de junio (formada por asociaciones de gays, lesbianas y transexuales), se emitirá 18 veces por la tele autonómica entre el 26 de junio y el 1 de julio. También ofrecerán el spot la Red de Televisiones Locales de Cataluña y las privadas Flaix TV y City TV (del Grupo Godó). Que este anuncio se emita por cadenas públicas de forma gratuita, es decir, con el dinero de todos los ciudadanos, rompe y viola el principio de neutralidad de los medios de comunicación audiovisuales en temas tan polémicos y controvertidos como el del matrimonio homosexual.

 

Otro ejemplo claro de lo que está sucediendo es la censura que se produce en los medios de comunicación. LA VANGUARDIA, un periódico que no se caracteriza normalmente por exponer posiciones sectarias, no publica de momento un anuncio del Pacto por la Vida y la Dignidad contra el matrimonio entre personas del mismo sexo. A todo esto hay que añadir la descarada campaña de publicación de cartas de lectores que proclaman el homosexualismo político como pensamiento único, en algunos casos con identidades falsas y publicadas sin ningún control. Es el caso de la frecuente aparición de firmas que supuestamente corresponden a parejas homosexuales que tienen hijos y que conviven desde hace tiempo.

 

Y es que el poder dominante está siguiendo con contundencia la estrategia diseñada ya hace años desde el lobby gay americano, cuyas publicaciones ya anunciaban una estrategia en tres etapas: conseguir la saturación social y mediática a base de mensajes de temática homosexual a todas horas y en todo lugar, fomentar que se hable siempre de persecución y se defina a gays y lesbianas como víctimas y finalmente acusar de homófobos a todos los que no compartan sus planteamientos.

 

Por otro lado, está muy viva todavía la auténtica ‘caza de brujas’ que supone el hecho de que el psicólogo Aquilino Polaino haya defendido sus tesis sobre la homosexualidad desde una defensa del matrimonio entre hombre y mujer y desde la consideración de que esta orientación sexual es, en muchos casos, problemática. Como lo que el prestigioso doctor dijo en el Senado no gusta al lobby gay, ahí está la consigna de “machacarle”. Estamos, en definitiva, ante una campaña para desacreditar y minimizar todo el gran movimiento social surgido en los últimos meses para defender la familia y el matrimonio entre hombre y mujer, así como el derecho de todo niño a un padre y una madre.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar