Vaticano semanal: Los scouts, la alternativa para la generación de los videojuegos

Coincidiendo con el centenario del nacimiento del movimiento scout, desde el Vaticano se reivindica esta atractiva alternativa para que chicos y chica…

Coincidiendo con el centenario del nacimiento del movimiento scout, desde el Vaticano se reivindica esta atractiva alternativa para que chicos y chicas no acaben siendo dependientes de la televisión o los videojuegos.

 

“Un camino personal de autonomía y responsabilidad crecientes, en un sobrio estilo de vida al aire libre”. Así definió al movimiento Giovanni Franchi de’ Cavalieri, presidente federal de la Unión Internacional de Guías y Scouts de Europa, en la rueda de prensa celebrada en la sede de Radio Vaticano el pasado 21 de febrero.

 

Siguiendo la estela de su fundador, lord Robert Baden Powell (1857-1941), “la alternativa que los Scouts de Europa proponen a la generación de la ‘playstation’ es la de jugar, reír, comer, bromear, orar, cantar en armonía con los propios compañeros y sin que nadie diseñe su adolescencia, sino viviéndola como protagonistas para luego convertirse en aquellos que guiarán solos la propia canoa”, subrayó el prelado.

 

La Unión Internacional de Guías y Scouts de Europa – Federación del Scoutismo Europeo (UIGSE-FSE) fue fundada en noviembre de 1956. Actualmente cuenta con unos 60.000 chicos y chicas y une asociaciones de Guías y Scouts de Europa en 19 países europeos y en Canadá. A nivel mundial, los scouts son unos 38 millones.

 

Se inspira en la tradición del scoutismo católico iniciado por personajes como el padre Jacques Savin, el conde Mario di Carpegna, y el profesor Jean Corbisier.

 

El método adoptado es el de la intereducación, en el sentido amplio de “educación hacia el otro” y por tanto de maduración constante en la relación con los otros, o en el aspecto concreto de relación entre los dos sexos.

 

Las celebraciones

 

Con motivo del centenario del movimiento scout en este año 2007 está previsto realizar numerosas iniciativas en toda Europpa.

 

Marialuisa Faotto, comisaria general de la Asociación Italiana de Guías y Scouts Católicos de Europa, explicó el día 21 que los actos conmemorativos comenzaron el 22 de febrero, “Jornada del Recuerdo”, en la que se celebra el nacimiento el fundador del movimiento.

 

La jornada estuvo marcada por el llamado ‘BP Day’, la Ceremonia del Penique, ligado a un mensaje de solidaridad. En 1932, una jefe belga, propuso que cada scout diera “un penique con un pensamiento” y desde entonces la colecta de los ‘Peniques’, para ayudar al desarrollo del movimiento en los países más pobres, se ha convertido en una parte importante para alimentar el espíritu de fraternidad y compartir en la Asociación mundial.

 

El 23 de abril tendrá lugar la festividad de san Jorge (23 abril), patrono de los scouts y, en particular, “El Gran Juego del Centenario”, que implicará a toda la Asociación y será vivida contemporáneamente por todos los distritos y regiones, con el lema “Un Mundo, una promesa” como hilo conductor.

 

El 20 de mayo, tendrá lugar el “Centenario en la plaza”: los scouts saldrán a la calle en las diversas realidades locales para contarse a los otros a través del juego, la aventura y el servicio.

 

El evento más importante tendrá lugar el 1 de agosto, en recuerdo del primer campo scout abierto por Baden Powell en la isla de Brownsea. Al alba del centenario, todos los scouts del mundo renovarán para la ocasión su promesa.

 

Tres días después, el 4 de agosto, se iniciará la “Euromoot”, una propuesta educativa internacional que la Federación de Guías y Scouts Católicos de Europa dirigirá a los chicos y chicas que viven la experiencia del movimiento, en los diversos países de la Unión.

 

Posteriormente, en los Montes Tatra (Cárpatos), en el corazón de Europa, del 4 al 11 de agosto, se darán cita más de cinco mil chicos y chicas procedentes de Francia, Rumanía, Polonia, España, Bélgica, Italia, Rusia, Hungría, Eslovaquia y Alemania.

 

Los jóvenes, prioridad

 

Paralelamente, Benedicto XVI exhortó el pasado 22 de febrero a los sacerdotes de la diócesis de Roma a hacer de la atención a los jóvenes una prioridad.

 

La juventud tiene que ser verdaderamente una prioridad de nuestro trabajo pastoral, pues vive en un mundo alejado de Dios”, reconoció al responder espontáneamente a las preguntas de los presbíteros, con los que se había reunido.

 

“Los jóvenes tienen necesidad de mucho acompañamiento para poder realmente encontrar este camino”, añadió.

 

Al responder a las preguntas de nueve sacerdotes, el Papa habló sobre la importancia de las peregrinaciones, la oración litúrgica y la adoración eucarística; la transmisión de la fe, el ecumenismo, los movimientos eclesiales, el equilibrio entre vida espiritual y pastoral, el valor de la reparación eucarística ante los robos sacrílegos y las sectas satánicas, la unidad de la fe y el pluralismo en la Teología.

 

“No apagar los carismas”

 

El mismo jueves, ante los sacerdotes de la diócesis de Roma y en respuesta a una pregunta al respecto, el Pontífice aseguró que hay dos reglas fundamentales que es necesario aplicar para que los movimientos eclesiales mantengan una relación armónica con la Iglesia universal: “no apagar los carismas” y “la Iglesia es una”.

 

“Si el Señor nos da nuevos dones tenemos que dar gracias, aunque a veces sean incómodos -aclaró-. Y es algo bello el que, sin que se haya dado una iniciativa de la jerarquía, con una iniciativa desde abajo, como se dice, aunque también provenga desde lo Alto, es decir, como don del Espíritu Santo, nazcan nuevas formas de vida en la Iglesia, como nacieron en todos los siglos”.

 

En todos los siglos han nacido movimientos”, aclaró. “Se integran en la vida de la Iglesia, aunque en ocasiones no falten sufrimientos y dificultades”, dijo el Papa.

 

Al comentar la segunda regla, “la Iglesia es una”, afirmó: “si los movimientos son realmente dones del Espíritu Santo, se integran y sirven a la Iglesia y en el diálogo paciente entre pastores y movimientos nace una forma fecunda, en la que estos elementos se convierten en elementos edificantes para la Iglesia de hoy y de mañana”.

 

 

Al sintetizar las dos reglas fundamentales, el Papa propuso estas actitudes: “gratitud, paciencia, y aceptación de los sufrimientos, que son inevitables”.

 

Contra las ‘bombas de racimo’

 

Por otra parte, la Santa Sede manifestó su satisfacción tras el acuerdo con el que concluyó la conferencia internacional de Oslo el 23 de febrero contra las “bombas de racimo”.

 

“La declaración final, si bien es una declaración política, tiene el gran valor de forzar a la comunidad internacional a dotarse de un documento jurídico que prohíba este tipo de armas”, afirmó en declaraciones a Radio Vaticano el arzobispo Silvano Tomasi, observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas.

 

Cuarenta y seis países se comprometieron en la conferencia a impulsar en 2008 la prohibición mundial del uso, venta y producción de bombas racimo, que tienen “consecuencias humanitarias inaceptables”.

 

De los 49 países asistentes, sólo tres -Japón, Polonia y Rumania- se negaron a suscribir la declaración final. En la reunión no participaron Rusia, China ni Estados Unidos.

 

Ayudar a África

 

El Vaticano, tras la reunión del Consejo de Administración de la Fundación Juan Pablo II para el Sahel, realizó este domingo, 25 de febrero, un llamamiento a ayudar a los países de África subsahariana a superar el hambre.

 

La Fundación fue instituida por el Papa Karol Wojtla después de su primer viaje a África, en 1980, en el que en Burkina Faso (entonces Alto Volta) lanzó un dramático grito en nombre de esas poblaciones que diariamente luchan por sobrevivir ante el avance del desierto.

 

“A causa de los grandísimos cambios climáticos, a las poblaciones les cuesta mucho arrancar sus tierras al desierto, porque, como es sabido, el Sáhara sigue avanzando”, afirmó monseñor Karel Kasteel, secretario de este Consejo vaticano.

 

“Tienen necesidad de medios, tienen necesidad de ayudas y, teniendo en cuenta que es muy difícil saber utilizar todas las tecnologías, también tienen necesidad de formación”, añadió el prelado.

 

Puede destinarse ayuda a través de la página web de la Fundación o pidiendo información a fond.jp2@cenatrin.bf.

 

 

Artículos relacionados:

 

Cien años de scouts en el mundo

 

Vaticano semanal: La objeción de conciencia, testimonio de apoyo a la vida

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>