‘Vida de consumo’, de Zygmunt Bauman

Zygmunt Bauman ha acuñado el término de “modernidad líquida” para referirse a la posmodernidad. El concepto ha triunfado y se ha convertido en una ref…

Zygmunt Bauman ha acuñado el término de “modernidad líquida” para referirse a la posmodernidad. El concepto ha triunfado y se ha convertido en una referencia terminológica en la disciplina sociológica.

Para que el lector entrevea el entramado semántico ahí va una muestra:

“Un moderno entorno líquido -apunta Bauman- resiste toda la planificación, inversión y acumulación a largo plazo. De hecho, despoja a la postergación la gratificación que provocaba la antigua carga de prudencia, circunspección y, ante todo, buen juicio. La mayoría de los objetos valiosos pierden rápidamente su lustre y su atractivo, y si hay procrastinación, lo más probable es que terminen en la basura incluso antes de haber producido alguna satisfacción”.

Bauman ha sabido aplicar en todas sus obras este calificativo de “liquidez” a los más variados conceptos: el amor, la política, la religión. En esta obra, profundiza en su esquema y pretende conexionar el fenómeno del consumo con todas las dimensiones de la moderna sociedad líquida.

Al que no esté acostumbrado a su estilo la obra, al principio, le parecerá exageradamente filosófica. Pero con el paso de las páginas aprehenderá la realidad de otra forma.

En cierta medida el fenómeno actual de hiperconsumo se podría explicar desde la teoría de las masas. Así, plantea Bauman,

“En una moderna sociedad líquida de consumidores, la multitud reemplaza al grupo, así como a sus líderes, a su jerarquía y escalafón de autoridades. La multitud no necesita ni la parafernalia ni las estratagemas sin las cuales un grupo no podría formarse ni sobrevivir”.

Sin embargo, no estamos ante un clásico análisis del consumo. Rápidamente, nuestro autor, intenta establecer relaciones con los fenómenos mediáticos y políticos. Hablando de la sociedad de la información nos sorprende con esta afirmación:

“Cuanto más intensa es la corriente, mayor es el riesgo de que el río se seque. Los servidores de la red mundial almacenan información para que la moderna cultura líquida pueda desplazar el aprendizaje y reemplazarlo por el olvido como principal fuerza motora de los objetivos de la vida de los consumidores. Los servidores chupan y almacenan las marcas del disenso y la protesta para que la moderna política líquida pueda seguir avanzando incólume, sustituyendo la confrontación y el debate por bits de sonido y fotografías”.

Quien ya haya leído a Barman, encontrará en estas páginas quizá demasiadas ideas reiterativas tomadas de otras obras. Pero si no se conoce al autor, es un buen momento para hacerlo.

Vida de consumo
Zygmunt Bauman
FCE, Madrid 2007,
205 pp.
Traducción: Mirta Rosenberg y Jaime Arrambide

‘Yo y tú, objetos de lujo’, por Vicente Verdú
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=5804

‘Nosotros, los modernos’, por Alain Finkielkraut
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=6479

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>