VII Cumbre de las Américas, Panamá: En conclusión, ¿qué?

Evidentemente, esta cumbre se convirtió en un encuentro con biletarilades, pero que importan a todo el mundo. Estados Unidos-Cuba: la conclusi&…

Evidentemente, esta cumbre se convirtió en un encuentro con biletarilades, pero que importan a todo el mundo.

Estados Unidos-Cuba: la conclusión es que todo va bien y seguirán, aunque saben que la llegada de los republicanos (¿Jeff Bush?), podría dar al traste con todos los avances. Raúl Castro, a punto de cumplir los 84 años, quiere encontrar la vía cubana al socialismo al igual que China tiene su capitalismo de Estado, economía de mercado, pero mandando el partido comunista. Y Cuba tiene su gran recurso: la proximidad con Estados Unidos. Obama quiere dejar su legado: ya no se enfrenta a todo el mundo ni invade a todos los países (en América Latina: Panamá, Granada, Dominicana, Guatemala,…).

Con ello se cerraría una época en la que la posición dominante de Estados Unidos sobre América Latina prevalecía, nombraban gobernantes, los derrocaban, apoyaban dictadores, obedecían United Fruit Cº etc.

Tras bambalinas, el inicio de relaciones con Venezuela está comenzando. Raúl se lo ha ordenado a Maduro. Esos sí, las palabras son otras, pero el precio del petróleo es el precio.

Si vemos que los ex colonos ya no son llamados ni parece que queridos. Así la Cumbre Iberoamericana pierde fuerza y no hay ni un solo de los nuevos organismos creados que contemple su presencia: Unasur, Mercosur, Celac, Alba, Unión para el Pacífico,… España no está ni como observador; los otros ex colonos más pequeños, tampoco: Portugal, Holanda, UK, Francia. Los Latinoamericanos se sienten fuertes en este sentido y optan por manejarse como una potencia.

Cada vez es más notable las actividades paralelas, sobre todo de la sociedad civil y pueblos indígenas, que van conformando unas bases y redes interesantes aunque con tendencias algunas veces a extremismos, lógicos por la posición de la que parten.

Todo parece indicar que en los próximos años veremos grandes cambios en América Latina, aunque la seguridad no existe; habrá cambios importantes que pueden producirse como en Argentina y todo apunta que el PT no saldrá ileso de esta situación en Brasil. La época de los exguerrilleros está pasando.

Quedan aún grandes problemas: La salida de Bolivia al mar, cosa que debe pensarse que pueda tener alguna solución. El pleito entre Nicaragua y Costa Rica alrededor del rio San Juan, recuérdese que los nicaragüenses reivindican de tanto en tanto la provincia hoy costarricense de Guanacaste. Aquí habrá de esperar la evolución del canal de Nicaragua algo que no está nada claro.

En definitiva, recomposición regional y nuevas relaciones con Estados Unidos, un nuevo marco aparece en el futuro. Habrá cooperación para el desarrollo, se buscará la complementariedad, se solventarán los problemas de emigración, los del narcotráfico y trata de personas, veremos la próxima cumbre.

Hazte socio

También te puede gustar