Virtud de indiscutible valor

El Papa Francisco alertaba, el domingo día 27 de septiembre, ante más de cien mil catequistas, contra el riesgo de apoltronarse, de la c…

Forum Libertas

El Papa Francisco alertaba, el domingo día 27 de septiembre, ante más de cien mil catequistas, contra el riesgo de apoltronarse, de la comodidad, de la mundanidad en la vida y en el corazón; en definitiva de concentrarnos en nuestro propio bienestar y olvidarnos de los demás. Salir de esto no es sencillo, requiere esfuerzo, compromete la vida. Pero merece mucho la pena, porque el catequista, si es un hombre de la memoria de Dios, tendrá una relación constante con él y con el prójimo; será hombre de caridad y de amor, que ve a todos como hermanos; será capaz de comprensión y misericordia, de paciencia y de perseverancia, que sabe hacer frente a las dificultades, con serenidad y esperanza en el Señor. Y todas ellas son cualidades que necesita el mundo de hoy, en muchas ocasiones más atento a las cosas y a los ídolos que a las personas. La humildad es una virtud de indiscutible valor

Hazte socio

También te puede gustar