Para vivirlo con la mayor de las alegrías

El Papa Francisco, que cada año renueva su visita de oración ante la imagen de la Inmaculada elevada en la Plaza de España, en Roma, el día 8 de diciembre, señalaba al comienzo del Año de la Misericordia que Maria es la aurora de la nueva Creación, y por tanto, la Madre de la humanidad nueva. Así, la fiesta de la Inmaculada es para los creyentes una gran fiesta de la fe, la fiesta que celebra el “sí” libre de María, una como nosotros, a la voluntad de Dios.

Como ha subrayado Francisco, imitando a María nos convertimos en portadores de Cristo y testigos de su amor. Es, por tanto, un día, el 8 de diciembre, para vivirlo con la mayor de las alegrías.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>