¿Y si hay un terremoto?

 Quiero ver el plan de evacuación de la ciudad de Barcelona. Hemos padecido un pequeño terremoto (4,2 en la escala de Richter) y yo quiero ver qué ten…

 

Quiero ver el plan de evacuación de la ciudad de Barcelona. Hemos padecido un pequeño terremoto (4,2 en la escala de Richter) y yo quiero ver qué tenemos preparado para el caso de una emergencia. Estas cosas no se improvisan y el hecho de que una desgracia como el 11-M fuera atendidas satisfactoriamente por los equipos adecuados y por numerosos voluntarios, no significa que podamos seguir sin ningún tipo de información. Entre otras cosas porque Barcelona es muy densa en población y con unas salidas relativamente estrechas, que se hacen insuficientes por ejemplo en la noche de San Juan, cuyo caudal se autorregula los fines de semana, pero que convierten la ciudad en una ratonera.

 

No podemos seguir con decenas de competencias distintas repartidas entre diversas administraciones. No podemos seguir sin planes de contingencia conocidos al menos por aquellos que tendrán necesariamente que actuar en caso de alarma. No podemos seguir sin efectuar simulacros de ningún tipo salvo el del día sin coches… No podemos seguir -hablo ahora por los médicos- sin una mínima formación y material para enfrentarnos a una crisis NBQ (Nuclear, Biológica o Química). No podemos seguir desoyendo los mensajes explícitos o implícitos que nos manda el terrorismo internacional. No podemos seguir contando sólo con pequeños equipos especializados en nuestras fuerzas armadas.

 

No se trata de alarmar sin necesidad a la gente, como sucede en otros países. Se trata de estar a la altura de unas circunstancias que llegarán tarde o temprano y que deben ser previstas. ¿Por qué sólo colegios extranjeros o en los cruceros hacen prácticas de reacción ante incendios u otras eventualidades?

 

Señores que viven de la política: ¡Tómense las cosas en serio y además de tenernos entretenidos con la papela del cambio de Estatut, escriban y presupuesten planes para atender nuestras necesidades! Y por favor, no se les ocurra nombrar una comisión.

 

Queremos ver los planes, saber por dónde tenemos que circular, conocer nuestra tarea en los difíciles momentos. No lo demoren más. No sé si estamos en guerra o no, pero incluso la naturaleza puede hacernos malas pasadas. Y si no fíjense en el virus de la gripe del pollo que ya en Asia empieza a afectar al ser humano. Es imperdonable no poner los medios para minimizar aquellas epidemias que están avisando desde hace tiempo.

 

Vacunas para todos. Y que la televisión nos dé buenos consejos además de información sobre la vida en rosa de las reinas del glamour.

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>