Zapatero anuncia la creación de un grupo multilateral para financiar las comunidades autónomas

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, abrió este lunes, en el Senado, el Debate sobre el Estado de las Autonomías. Las ses…

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, abrió este lunes, en el Senado, el Debate sobre el Estado de las Autonomías. Las sesiones contaron con la presencia de todos los presidentes autonómicos a excepción del lehendakari vasco Juan José Ibarretxe, como protesta por el rechazo a su plan de reforma estatutaria, y del extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra, que sufrió un infarto a primera hora de la mañana, aunque se encuentra fuera de peligro. Uno de los ejes de la intervención de Zapatero fue la financiación autonómica, de la que aseguró que se trata de un tema que hay que afrontar a nivel estatal, “en el ámbito del Consejo de Política Fiscal y Financiera”. Concretamente anunció la creación de un grupo de trabajo multilateral para que plantee una propuesta, pero siempre con la participación de todas las comunidades. Empezaría a funcionar en enero. De esta forma, el presidente español descartó un sistema propio en el nuevo Estatuto catalán, cuya tramitación en las Cortes acaba de iniciarse tras la aprobación de la Toma en Consideración el pasado miércoles.

 

El jefe del Ejecutivo central recordó que este debate no se celebraba desde 1997 y que ahora, con su recuperación, se podrá analizar la evolución experimentada por las autonomías, con la participación activa de sus presidentes. También se refirió a lo que él mismo denominó “la solución acordada sobre la sanidad” para justificar su propuesta de financiación global. En esta línea, aseguró que pretende “incrementar las capacidades de actuación real de las comunidades autónomas”, y anunció que intentará corregir “las disfunciones que sufren teniendo en cuenta la disponibilidad efectiva de los recursos”. También invitó “formalmente, cumpliendo el compromiso asumido en la última reunión de la Conferencia de Presidentes, a iniciar este debate”. Para el presidente, el sistema de financiación “tiene que garantizar la suficiencia financiera de las comunidades y del Estado, así como la responsabilidad y capacidad de decisión de cada una de nuestras administraciones”.

 

Para llevar a cabo su planteamiento económico, Zapatero concluyó que, desde el Gobierno, se considera muy necesario “que las comunidades aumenten sus facultades, normativas y de gestión, sobre los impuestos pagados por sus ciudadanos”. Sin embargo, añadió que considera “irrenunciable que el Estado mantenga aquellos impuestos que constituyan la base de nuestro sistema fiscal y garanticen la unidad de nuestra economía y de nuestras responsabilidades y deberes como ciudadanos”.

 

Maragall, conciliador y optimista

 

El discurso del presidente del Gobierno español dio paso a los de los presidentes autonómicos. Al no estar Ibarretxe, el primero en intervenir fue Pasqual Maragall. El presidente de la Generalitat se comprometió a apoyar, como máxima autoridad de Cataluña, las reformas impulsadas por el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero, a quien reconoció “la determinación y el coraje político” necesario para “recuperar y ampliar” el espíritu que presidió la redacción de la Constitución. Según el presidente catalán, el Gobierno del PSOE ha propiciado “un salto cualitativo extraordinario” en el “clima de diálogo y entendimiento entre los pueblos de España”. Y concluyó que “hoy la España plural está más próxima y es más posible”.

 

En un discurso en el que intercaló el catalán y el castellano, Maragall agradeció a Zapatero sus esfuerzos, y recordó que “Cataluña sabe que estas cosas no son fáciles, aunque también que usted (el presidente) y su Gobierno están determinados a seguir la senda de la España plural”. Aunque evitó cualquier referencia al proyecto de reforma del Estatuto, se mostró “dispuesto a asumir la parte de responsabilidad” que le corresponda “si no han sido suficientes las explicaciones de lo que Cataluña propone en el escenario de la España plural”. También añadió que el Gobierno catalán “escuchará las opiniones distintas y las propuestas de otros territorios”. En este sentido, comentó que el nuevo marco autonómico “no sirve de nada si sólo reafirma la identidad nacional de Cataluña y no es una herramienta útil para gobernar mejor”. Finalmente, calificó de “vital” el entendimiento entre los pueblos de España.

 

Por otro lado, y recordando los debates autonómicos del Senado celebrados en 1994 y 1997, Maragall se refirió a la preocupación mostrada ya desde entonces por el ahora ex presidente Jordi Pujol, que alertaba sobre una excesiva homogeneización del Estado de las autonomías. El actual presidente catalán aseguró que ha habido desde entonces “avances importantes, pro hay problemas que persisten”. En la misma línea, reconoció el papel de la Corona en el proceso desde la transición hasta ahora, un papel “efectivo y discreto” como “garante de la unión de los pueblos que forman la nación de naciones que es España”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>