Zapatero recurre al Ejército para intentar frenar la crisis de Ceuta y Melilla

La vicepresidenta primera y portavoz del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, explicó este jueves, 29 de septiembre, en Sevilla que el…

La vicepresidenta primera y portavoz del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, explicó este jueves, 29 de septiembre, en Sevilla que el Ejecutivo ha decidido el envío de 480 militares a Ceuta y Melilla para colaborar con la Guardia Civil en la vigilancia de las fronteras y adelantó que el Consejo de Ministros de mañana aprobará un plan especial para ambas ciudades, que busca incrementar y abordar medidas específicas de seguridad, los Centros de Internamiento y alguna otra medida de tipo social. Con este anuncio, el Gobierno de Zapatero intenta acallar la crisis que se está viviendo en Ceuta y Melilla por la continua avalancha de subsaharianos que intentan cruzar la frontera.

 

Tras los sucesos que en los últimos días han convertido a Melilla en noticia de primera plana, de los que ya informábamos en un anterior artículo, el último asalto de unos 500 inmigrantes a la valla que, en este caso, separa Ceuta de territorio marroquí se ha saldado con cinco subsaharianos muertos y más de 100 heridos. Dos de los fallecidos quedaron en territorio español y los otros tres en el marroquí.

 

“El Gobierno lamenta la pérdida de vidas humanas y confía en el pronto restablecimiento de los heridos", explicó De la Vega en rueda de prensa antes de la plenaria de la Reunión de Alto Nivel (RAN) hispano-marroquí que presiden el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el primer ministro marroquí, Dris Jettu.

 

“De primera mano”

 

La vicepresidenta explicó que Zapatero convocó ayer una reunión en el Palacio de la Moncloa antes de los incidentes de Ceuta a la que asistieron los ministros de Defensa y del Interior, José Bono y José Antonio Alonso, los secretarios de Estado de Seguridad y de Defensa, el director de Gabinete de la Presidencia y ella misma con el objetivo de conocer "de primera mano" la situación en las fronteras exteriores en Ceuta y Melilla "para reforzar la seguridad sobre todo tras los últimos acontecimientos, que esperemos que sean coyunturales".

 

En esa reunión se adoptaron dos decisiones. La primera, un plan especial para las ciudades de Ceuta y Melilla que incremente medidas de seguridad y que será aprobado en el Consejo de Ministros de mañana, busca "incrementar y abordar medidas específicas de seguridad, de los Centros de Internamiento (o CETIS) y alguna otra medida de tipo social", adelantó la portavoz del Gobierno

 

Casi 500 soldados a la zona

 

La segunda es reforzar las medidas de seguridad de los perímetros fronterizos. "Esta misma tarde, la Guardia Civil recibirá el apoyo del Ejército para sus labores de vigilancia. Desplegarán cuatro compañías de 120 efectivos cada una, dos en Ceuta y dos en Melilla". Por lo tanto, serán 480 nuevos efectivos que actuarán "bajo coordinación y mando de la Guardia Civil con los criterios de funcionamiento de la Guardia Civil", precisó De la Vega.

 

Asimismo, la vicepresidenta hizo hincapié en que Zapatero y Jettu están trabajando en estos momentos para intentar acabar con este fenómeno de avalanchas que, insistió, España quiere que sea "coyuntural". En cualquier caso, dejó claro que el Gobierno constata que ha habido un "descenso importante" en la entrada de inmigrantes tanto por pateras como por las fronteras de Ceuta y Melilla.

 

En concreto, anunció una caída este año de un 40 por ciento menos de entrada de inmigrantes por pateras y de un 40 por ciento menos de entrada de inmigrantes ilegales por las fronteras de Ceuta y Melilla. A renglón seguido se refirió a la noticia de la agencia marroquí MAP de que los fallecidos del lado marroquí lo fueron por disparos españoles.

 

“Transparencia y rigor”

 

"Este Gobierno trabaja con arreglo a dos principios: trasparencia y rigor. Ha habido cinco personas, se están realizando las investigaciones correspondientes y cuando estén concluidas, no tengan la menor duda de que tendrán toda, absolutamente toda la información", indicó.

 

De la Vega subrayó que el Gobierno viene promoviendo "desde el primer día" que tomó posesión una política de inmigración "legal, ordenada y rigurosa" que lleva, entre otras decisiones, el incremento de medios para acrecentar la seguridad y establecer un mayor control de las fronteras exteriores.

Dentro de esa política de “transparencia y rigor” que proclama De la Vega, se hace necesario una información de estas características sobre la situación por la que están atravesando los subsaharianos que se hacinan en los campos de refugiados de Melilla y Ceuta, una vez han pasado a territorio español. Unos campos o espacios que debieran suplir las carencias muchos elementales servicios, entre ellos los servicios religiosos.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>