La sobreexposición mediática de los feminicidios contrasta con la ausencia de los infanticidios

La extraordinaria sobreexposición mediática que protagonizan los feminicidios realizados por parejas o exparejas a través de acciones violentas machistas contrasta profundamente con la prácticamente inexistencia de espacios para tratar otros homicidios por otras razones. El número de asesinadas por razón de violencia doméstica o machista es profusamente expuesto, algo que llama la atención en relación a otros tipos de violencia doméstica como es la que sufren las personas mayores en algunos hogares o los niños. ¿La razón? Una clara ideología que quiere poner el foco en una violencia concreta por encima de todas las demás.

Eso es lo que se extrae cuando se comparan las cifras de infanticidios de 2018 con los de feminicidios. Un reporte de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género cifra -a falta de la conclusión del año- en 47 mujeres las que fueron trágicamente asesinadas por sus parejas y exparejas en 2018 en España. Del total de fallecidas tan sólo el 29,8% (14 de ellas) habían denunciado a su posterior asesino. De las denunciantes, cinco no contaban con medidas de protección en el momento del feminicidio.

La comparación con los infanticidios

Si comparamos esa realidad con la de los infanticidios llama poderosamente la atención el desequilibrio entre el número de asesinatos y la exposición mediática. Y es que, según los últimos datos recogidos por la ONG de defensa de la infancia Save The Children, durante el año 2018 al menos 22 menores habrían muerto por causas violentas en nuestro país. Cinco de esos niños fallecidos eran recién nacidos; ocho tenían entre 1 y 6 años; tres, entre 8 y 9 años; y seis, entre 12 y 17 años.

La mayoría de esos infanticidios fueron cometidos por el padre o la madre del menor, y también se contabilizan tres casos de suicidio. En relación a los cinco bebés asesinados, tres fueron dejados en un vertedero o contenedor, otro fue asesinado por su madre y el último falleció como consecuencia de los golpes recibidos al arrojarse su madre con él en brazos por la ventana. Por las edades de los más jóvenes y por la falta de acción de los niños más mayores asesinados, ninguno de ellos había. presentado denuncia.

👉 Descarga ahora nuestro Ebook con los 10 Mejores Posts sobre Eutanasia

Por lo tanto, atendiendo a las cifras que presentan ambos organismos y a falta del cierre de año, en 2018 en España hubo 22 infanticidios y 47 feminicidios. En relación a las mujeres asesinadas a manos de su pareja o expareja, las muertes de menores representan un 46,8% del total de mujeres. La pregunta que cabe hacerse es si los infanticidios reciben el 46,8% del interés y el foco mediático que reciben las mujeres asesinadas a manos de sus parejas, y la respuesta claramente es no.

Por lo tanto, la pregunta que se deriva de esta circunstancia es por qué unos asesinatos reciben unos privilegios de exposición mediática, atención político y legislativa y otros no. La respuesta es que ese hecho responde a una agenda determinada proyectada por grupos de presión específicos que quieren destacar una violencia por encima de las demás.

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
Donar 0,50€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú