Las grandes empresas catalanas trasladan su sede

Apesar de la permanencia de la mayoría de empresas en el territorio, son las más grandes las que han optado por el traslado de sus sedes

Cataluña

El vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, destacó en él discurso de clausura del XXI Dia de la Cambra de la Cámara de Comercio de Barcelona que aún quedan 260.000 empresas por marcharse. El argumento, que a simple vista parece convincente por la relativización de la fuga de empresas catalanas (más de mil), se muestra insuficiente si se tiene en cuenta la estructura empresarial catalana. Gran parte de las entidades que han decidido establecer su sede social fuera de Cataluña dispone de una actividad y de unos recursos inimaginables para las Pequeñas y Medianas Empresas (PIMES). También hay que tener en cuenta la captividad en el territorio de las empresas de menor tamaño, exceptuando las que tienen la actividad principal en el exterior. La reducción de la inversión en las grandes entidades puede afectar a todo el conjunto de empresas que colaboran con estas.

Cataluña

Número de empresas por tamaño en España durante el último mes. Datos: Ministerio de Economía. Fuente: Elaboración propia.

En la actualidad el tejido empresarial catalán está compuesto por empresas de poco tamaño. Esta característica, también análoga en el resto de España, es de vital importancia para entender la situación. El Ministerio de Economía publicó recientemente la composición empresarial del estado en el último mes. De las 2.869.652 empresas que actualmente operan en España, sólo un 0,15% está formado por empresas grandes. El 45,7% son pequeñas y medianas empresas, mientras que el grupo más numeroso es el de los autónomos (1.553.516 empresas). Otra cosa es la participación en el total de riqueza generada en toda España por año. El 0,15% de empresas generan gran parte del PIB, no así las más pequeñas.

A pesar de la permanencia de 260.000 empresas en Cataluña, un gran número de las importantes han decidido trasladarse a otras localidades como Madrid o Comunidad Valenciana. ¿Cuáles son estas empresas?

Una histórica fuga de empresas

El traslado masivo de empresas catalanas ha supuesto un duro golpe al futuro de la economía catalana. Si bien es cierto que directamente no tiene efectos directos sobre la producción, supone una pérdida de capital humano y de poder de toma de decisiones importante. También hay que considerar que al deslocalizarse la dirección del resto de la empresa, incentiva la inversión de la actividad fuera de Cataluña (como ha ocurrido con la Corporación Guissona en Zaragoza).

Cataluña

Selección de las empresas catalanas más importantes que han trasladado su sede en otras localidades. En la participación en el PIB catalán se ha tenido en cuenta la cifra de negocios, que son puramente los ingresos de la entidad. Datos: La Vanguardia, Expansión. Fuente: Elaboración propia.

En cuanto a empresas tradicionales catalanas cabe destacar a Codorníu-Raventós. Es una de las empresas más antiguas del mundo, ya que inició su actividad en 1551. En su larga historia solamente una vez se tomó la decisión de trasladar la sede. Este suceso ocurrió durante la Tercera Guerra Carlista, donde Josep Raventós movió la sede de Sant Sadurní d’Anoia a Barcelona. Otras empresas con historia que hayan tomado la misma decisión en los últimos días han sido, por ejemplo, Gas Natural Fenosa (1843) o Banc Sabadell (1881).

Si se tiene en cuenta la participación en el PIB la cifra de negocios, y no el beneficio neto, las empresas más grandes que se han marchado de Cataluña son (por orden ascendente): Abertis (2,33%), Sabadell (2,58%), CaixaBank (3,55%), VidaCaixa (filial de CaixaBank) y Gas Natural Fenosa (10,94%).

El destino favorito de estas empresas ha sido Madrid. Sin embargo, otras han optado por trasladarse en territorios más cercanos a Cataluña como Palma o Comunidad Valenciana.

Cataluña

Empresas catalanas con sede trasladada con mayor cifra de negocios. Datos: La Vanguardia. Fuente: Elaboración propia.

Tradicionalmente Madrid ha tenido la gran ventaja frente a las otras comunidades autónomas de albergar los órganos de dirección de las grandes empresas. El capital humano, junto a la tributación de impuestos locales, son elementos muy importantes que aportan estas empresas donde reside su sede social. Tras el masivo traslado de sedes, Cataluña ha perdido ventaja respecto a Madrid en este punto. Otro problema es la pérdida de poder sindical. Los trabajadores de las empresas donde sus centros de decisión ya no están en Cataluña ahora lo tendrán más complicado de negociar que en el pasado. Siempre es más fácil llegar a realizar acuerdos laborales si se trata directamente con la dirección. Con la dirección fuera del territorio, las delegaciones de las empresas normalmente se mostrarán más reticentes pactar con los sindicatos.

Hazte socio

También te puede gustar

2 Comments

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>