fbpx

Contra el bulo: los cristianos antiguos NO destruyeron la Biblioteca de Alejandría ni ninguna otra


Mientras los talibanes volaban soldados rusos, civiles o milicias tayikas, en Occidente no importaba gran cosa. Cuando volaron las esculturas monumentales de dos budas, saltaron a la prensa como bárbaros. Occidente ha sacralizado el arte y la cultura más quea la persona.

Amenábar, con Ágora, dice que queríaexpresar su amor por la astronomía, perocasi ningún espectador lo entiende así. Los espectadores que saben de astronomía antigua creen que el director hace trampascon su Hipatia creyente (sin pruebas) en el heliocentrismo y, más aún, en las órbitas elípticas, algo que repugnaría a cualquier neoplatónico (Hipatia lo era), convencido de la perfección ontológica de lo esférico.
Lo que sí entienden los espectadores es el verdadero mensaje de la película: según cita un presentador de televisión, que «hay que ver que hijos de putas son los cristianos».
El efecto psicológico (buscado o no) que Amenábar consigue meter en la cabeza del espectador es que «los malvados cristianos quemaron la Biblioteca de Alejandría».Unabúsqueda por Internet demuestra que eso es lo que consigue:
«me dió una angustia terrible la escena en la que los cristianos arrasan la Biblioteca, quemando libros. (…) deja a los cristianos de la época a la altura del betún, pero fueron ellos los que encumbraron a asesinos al rango de santos» [Erinnia, en Meneame.net]
«los cristianos de aquella época se cargaron a conciencia la civilización grecorromana: saquearon la Biblioteca de Alejandría, cerraron la Academia de Platón y otras escuelas filosóficas» [Ulises31, en Meneame.net]
«¿El incendio de la mayor biblioteca del mundo en su tiempo y por extensión dado el momento mayor centro de conocimiento del mundo así como un punto de inflexión en la forma de transmitir y entender el mundo no merece una película?. Se siente que en ese momento y lugar los fanáticos fueran cristianos.» [Buf, comentando en Público]

«El momento de la quema de los rollos de papiro o pergaminos es tremendo, tiene una gran fuerza.» [Julyexd, en FilmAffinity]

«El relato toma como punto de partida la destrucción de la biblioteca de dicha ciudad, a manos de un grupo de exaltados cristianos, que claman venganza por un ataque de los llamados paganos». [Edgar, en Filmaffinity]

Los espectadores han aprendido la lección: los cristianos antiguos odiaban la cultura y quemaban libros, incluyendo la Biblioteca de Alejandría.

Sin embargo, esto no es cierto. NO hay pruebas de que los cristianos destruyeran la Biblioteca de Alejandría ni ninguna otra de la antigüedad. Simplemente, no las hay. Ni siquiera indicios. Con una sola y dudosa excepción en Antioquía, que luego comentaremos.

Ningún texto de los que comentan la muerte de Hipatia (Sócrates Escolástico, el mucho más tardío Damascio, etc…) recoge para nada una quema de libros o destrucción de ninguna biblioteca.

El historiador ateo Edward Gibbon (y casi seguro masón), en su monumental y elegante «Auge y declive del Imperio Romano» (escrita entre 1776 y 1789), echa la culpa en su capítulo 28 al patriarca Teófilo de Alejandría de haber destruido el Serapeum (Templo de Serapis) con su valiosa biblioteca. Parece que esta afirmación de Gibbon es la que han recogido otros, como el divulgador y físico Carl Sagan (su serie Cosmos tuvo 600 millones de espectadores en 60 países y aún se vende en nuestros quioscos… con todos sus errores), y se ha repetido hasta la saciedad.

Efectivamente, parece demostrado que Teófilo dirigió laocupación y destrucción del templo pagano de Serapis en el año 391, siguiendo las indicaciones del emperador Teodosio. Lo que no está demostrado es que en el templo hubiese ninguna biblioteca.

Sobre la destrucción del Serapeum escribió el cristiano Sofronio (De la expulsión de Serapis) en un texto que se ha perdido. También Rufino Tiranio, un cristianolatino ortodoxo que vivió en Alejandría desde el 372 y murió en el 410: nohabla nada de libros quemados ni destruidos en su «Historia Eclesiástica». El pagano Eunapio de Antioquía (muerto después del 400dC), en su»Vida de Antonio» (dentro de la serie «Vidas de los Filósofos») es muy anticristiano, habla de los cristianos tan mal como puede, pero cuando menciona la destrucción del Serapeum no habla ni de derramamiento de sangre ni de libros. También Sócrates Escolástico, Hermias Sozomen, Teodoreto y Paulo Orosio hablan de la destrucción del Serapeum… pero no de libros ni librerías.

Orosio, un amigo de San Agustín quemurió en el 415, dice en su «Historia de los paganos«, que en algunos casos había «cofres de libros en los templos», yque «me dicen que cuando estos templos fueron saqueados nuestros hombres se los llevaron». Es el único testimonio -cristiano o pagano- que habla de libros… y lo que dice es que hubo librospaganos que los cristianos guardaron, no que quemaron ni destruyeron. En cualquier caso, no se refiere a ninguna «biblioteca delSerapeum» ni a «la Biblioteca de Alejandría».

Otra historia, más antigua, que habla de libros en Alejandría, es la del emperadorJuliano el Apóstata. En el año 361 los alejandrinos, siempre dados al motín sangriento, aprovechando un cambio de gobierno, matan brutalmente al obispo arriano Jorge de Alejandría. Al nuevo emperador Juliano, que es pagano y anticristiano, no le importa gran cosa el asesinato: se limita a pedir a su prefecto Ecdicio (en una carta cuyo textoconservamos) que le haga llegar la biblioteca del difunto Jorge, que parece que era grande y con muchos libros de historia.

Se puede sospechar que quizá el obispo arriano Jorge había confiscado libros de templos paganos… pero no se puede demostrar, y en cualquier caso no hay ningún indicio de quema ni destrucción de libros. Esta es la última mención que tenemos a alguna biblioteca en Alejandría: los libros de Jorge que el pagano Juliano requisó.

Entonces… la quema de libros y librerías que sale en la película de Amenábar, que alude Carl Sagan en «Cosmos», que comenta Gibbon en su libro del siglo XVIII… ¿qué base histórica o documentaltiene? Respuesta: ninguna.

Pero, aunque no quemaran aquellos cristianos antiguosla biblioteca de Alejandría… ¿no quemarían muchas otras?

La respuesta es:no, ¿por qué deberían? Es «no», porque no hay pruebas. Según James Hannam, especialista inglés en Historia de la Ciencia, doctor por la Universidad de Cambridge, «no afirmo haber analizado todas y cada una de las fuentes antiguas, pero sí una buena parte y solo he localizado un ejemplo de destrucción deliberada de un biblioteca completa registrada por un cronista«.

Hannam, autor del libro sobre ciencia medieval»God’s Philosophers«, recoge un pasaje de la gran enciclopedia bizantina Suda, que habla del emperador Joviano, que afirma que, en Antioquía (Siria):

«El emperador Adriano había construido un hermoso templo para adorar a su padre Trajano, que, por órdenes del emperador Juliano, el eunuco Teófilo había convertido en una biblioteca. Joviano, por insistencia de su mujer, quemó el templo con todos los libros en él, con sus concubinas riendo y prendiendo el fuego».

El autor de este párrafo (el único que se conoce en que un cristiano quema una biblioteca en la Antigüedad), parece ser un tal Juan de Antioquía, del que solo sabemos que era cristiano, grecohablante y que debió vivir entre los siglos VI y X, muy, muy posterior a los hechos narrados.

Pero resulta rarísimo que en las obras del historiador pagano Amiano Marcelino, que fue contemporáneo a los hechos y estuvo con Joviano en Antioquía no diga ni una palabra sobre bibliotecas quemadas en la ciudad(ni tampoco sobre bibiotecas en pie), cuando en sus libros protesta a menudo cuando se cerraban (nunca quemaban o destruían) bibliotecas en otras ciudades.

Por otro lado, aunque el emperador Joviano era oficialmente cristiano (con su gusto por las concubinas se ve que no era un asceta platónico), el retor Temistio insiste en que mostraba gran tolerancia hacia los paganos. Tampoco el gran orador pagano Libanio, que vivió en Antioquía en esa época, dice nada de una quema o destrucción de una librería. Es elocuente este silencio, porque de Libanio, ejemplo de buen idioma griego utilizado en las academias bizantinas durante siglos,conservamos muchísimos textos: discursos,conferencias y más de 1.500 cartas. Nada de librerías quemadas.

Más aún, no hay ningún rastro en los textos que nos han llegado de que Adriano construyera un templo a Trajano en Antioquía.

Por eso concluye Hannam como especialista en Historia de la Ciencia:

«Si supiéramos que la quema debibliotecas era el tipo de cosa que Joviano u otros cristianos hacíande verdad, podría haber causa para creer que pasó aquí, pero como es el único ejemplo, no podemos aceptarlo solo para reforzar nuestros prejuicios. Y aún así esel único registro de una librería destruidadeliberadamente por cristianos que he podido encontrar en las fuentes y aquellos con un hacha trituradora anti-cristianos deberían usar este caso, en vez del de Alejandría. Más aún, este caso demuestra que a los escritores cristianos no les molestaba dejar constancia de un hecho así, nirepetirlo de otras fuentes. Contrariamente a las alegaciones de muchos escépticos, los escribas cristianos no se esforzaron en censurar esta fechoría de Joviano aunque fuera un emperador cristiano».

Pero, si los cristianos no quemaban bibliotecas, y no hay ninguna prueba de que quemaran nada con letrasen Alejandría… ¿quién destruyó la famosa biblioteca de Alejandría con sus 500.000 volúmenes (según Sagan)?

Para empezar, lo de los 500.000 volúmenes es más que dudoso. El historiador Lionel Casson, en su libro «Libraries of the Ancient World«, examina la capacidad de los edificios que albergaron bibliotecas famosas en la Antigüedad y establece su tamaño: la Biblioteca Palatina del Templo de Apolo en Roma (6.000 rollos), la de los baños de Caracalla en Roma (7.500 rollos), la de Adriano en Atenas (10.000 libros) y la de Pérgamo (30.000).

Dice Plutarco que después de que los combates de César quemasen muchos libros en Alejandría, Marco Antonio regaló a Cleopatra como compensación los 200.000 libros de la Biblioteca de Pérgamo. Casson demuestra que es imposible meter doscientos mil rollos en los edificios de Pérgamo: 30.000 es un número realista.

De igual forma, Séneca, en su obra de juventud «Sobre la tranquilidad de la mente«, habla de la destrucción de la Bibliotecade Alejandría, le echa la culpa a las guerras de Julio César y considera que se quemaron unos 40.000 libros. Esta parece la cifra más seria para evaluar el tamaño de la Biblioteca Real de Alejandría.

¿Quién destruyó, en cualquier caso, la Biblioteca? Antes del s.I y II, nadiehabla de la destrucción de la Biblioteca. Es en el siglo I, muerta la dinastía Julia, la familia de Julio César, quetenemos autores hablando de su destrucción y diciendo que fue Julio César en su guerra contra Pompeyo y el faraón Ptolomeo, hermano de Cleopatra, en el47-48aC: lo dicen Séneca, Plutarco, Gelio… y mucho más tarde el muy pagano y anticristiano Amiano Marcelino (muerto entre el 391 y el 400 dC).

Incluso si Julio César no lo destruyó todo, a Alejandría le pasaron muchas cosas antes de que hubiera motines de cristianos descontrolados en la ciudad: hubo un motín sangriento de judíos en el 116 dC, una masacre ordenada por Caracalla en el 215, el emperador Aureliano (filósofo estoico, el «emperador sabio» de «Gladiator», y muy anticristiano) saqueó Alejandría en el 273 y redujo a escombros la zona del palacio, Diocleciano (cruel perseguidor de cristianos) la resaqueó en el 297… Hubo un par de terremotos, y, ya en la Edad Media, se hundió la parte clásica de la ciudad en el mar, por lo que hacer arqueología es complicado.

Cuando Teófilo destruye el Serapeum, no hay pruebas de que queden libros. En la época de Hipatia, no hay pruebas de ningunabiblioteca. Cuando en el 640los musulmanes conquistan Alejandría, la ciudad es una sombra de su pasado. La conquista la narra con todo detalle el cronista cristiano copto Juan de Nikiu (murió después del 640) y no recoge ninguna destrucción de bibliotecas por parte de los musulmanes.

Los rumores acerca de que el califa Omardijo: «si los libros refuerzan el Corán son innecesarios, si lo refutan, son falsos» parecen circular ya en el siglo IX, porque hay un manuscrito en siríaco de este siglo, escrito por un monje, en que el califa aparece debatiendo conun cristianoy usando esa frase (se menciona en The Vanished Library, según Hannam). Pero no aparece ninguna orden de quemar libros.

En el siglo XII el cronista Abd Al Latif habla de las ruinas del Serapeum en Alejandría, recordando que tenía muchos libros. En el siglo XIII el gran obispo cristiano jacobita Gregorio Bar Hebreus (Abd Al Faraj, en árabe), cuenta la historia de que Omar dijo la frase famosa y ordenó quemar los libros de la Biblioteca… pero ambostextos se escribieron más de 500 años después de los hechos, y en el caso del obispo cristianocabe dudar de narración, ya que con mucho gusto querría presentar a sus opresores musulmanes como enemigos de la cultura.

RESUMEN

Después de la quema de libros durante las luchas de César en el s.I aC, lo que quedara de la biblioteca de Alejandría desapareció en infinitos saqueos, muchos a cargo de paganos (Aureliano, Caracalla, Diocleciano…). No hay pruebas de que hubiese libros en el Serapeum en su destrucción del 391. No hay textos que recojan destrucciones de bibliotecas antiguas a cargo de cristianos. El único caso, dudoso, es el de Antioquía… y sirve para demostrar que, si se hubieran producido, la enciclopedia bizantina Suday otros textos (cristianos y paganos, como los de Amiano Marcelino) nos lo hubieran transmitido, como nos han transmitido otras barbaridades… incluyendo la muerte de Hipatia a manos de unos descontrolados.

Si nadie ha censurado el caso de Hipatia (que nos ha llegado por cronistas cristianos en toda su crudeza), sólo los más crédulos pueden pensar en conspiraciones que censuren la destrucción de bibliotecas a manos de cristianos. Simplemente, esto no pasó: las guerras, los bárbaros, los incendios fortuitos y la falta de transmisión escrita en tiempos que copiar un texto costaba mucho tiempo y dinero se encargaron de ello.

No fue culpa de los cristianos. De hecho, casi todo lo que se salvó para Occidente, fue gracias a una institución, la Iglesia, en que miles de hombres dedicaron su vida, en celibato y pobreza, a copiar textos antiguos, en condiciones duras y rodeados de violentas guerras.

«Tres cosas teme mi corazón, y una cuarta me da miedo: calumnia en la ciudad, motín popular,y falsa acusación: todo ello es peor que la muerte (…)» [ Eclesiástico, cap.26,v. 5 ]
Las mil muertes de Hipatia: cómo la historia ha tratado a la filósofa (ensayo en profundidad)
https://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=14004
Los tres engaños de la película Ágora, de Alejandro Amenábar
https://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=14821
Contra los cristianos: la prensa, Ágora y Amenábar
https://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=14819
Amenábar, la denigración de lo cristiano y la nueva derecha
https://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=14881
Ágora: conclusión de los espectadores: «qué hijos de puta son los cristianos»
https://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=14852

Print Friendly, PDF & Email
¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos con 0,50€ para seguir haciendo noticias como esta
' Donar 0,50€

No se han encontrado resultados.

8 Comentarios. Dejar nuevo

  • Francisco Morales
    22 junio, 2016 21:01

    Es muy interesante el análisis que se hace sobre la quema de libros en Alejandría. Debiera hacerse una mayor difusión de esta interesante información, pues hay mucha información contraria (relatos, opiniones, investigaciones, documentales) en muchas partes del Mundo. Gracias.

    Responder
  • El problema que tiene filmar una película sobre la destrucción de la Bibliioteca de Alejandría, es que la fueron destruyendo a lo largo de los siglos. Resulta imposible que ningún colectivo, religioso o no, no se sienta ofendido.
    Y, a lo largo de milenios, han destruido bibliotecas, de manera accidental o no.

    Responder
  • Es muy complicado filmar películas sobre destrucción de bibliotecas, porque, probar esa destrucción, es algo realmente casi imposible, y porque, siempre habrá algún colectivo, religioso, o no, que se sienta ofendido.
    Porque, a lo largo de milenios, quemar libros, y destruir bibliotecas, ha sido algo habitual. Y, no se filman películas de ese tipo, enseguida saltan, ofendidos, como si tuvieran un resorte.

    Responder
  • Cito textualmente: «casi todo lo que se salvó para Occidente, fue gracias a una institución, la Iglesia» Entonces Galileo, Miguel Servet, Copernico, Giordano Bruno, Darwin y podría seguir con una lista interminable de científicos que fueron apoyados por la iglesia en sus teorías que son ciertas, porque la Iglesia nunca ha perseguido a quien piensa diferente o contradice la Biblia. Por favor, siento vergüenza ajena solo de leer este artículo

    Responder
  • Lamentablemente no caben dudas de que la destrucción de la Biblioteca de Alejandría se la repartieron entre Julio César, que prendió fuego al puerto de Alejandría en el año 48 a.c.; Aureliano, que sitió la ciudad en el año 270 d.c.; y finalmente el emperador cristiano Teodosio, quien terminó de destruir los manuscritos y pergaminos que quedaban escondidos en el templo de Serapeum, en una feroz cruzada antipagana que llevó a cabo en el 391 d.c. Sólo se salvó un rollo, que actualmente es guardado como oro en paño en la nueva y espectacular Biblioteca que el gobierno egipcio inauguró en el año 2002.

    Y si quieren saber más de lo que hicieron los cristianos contra los propios cristianos, indaguen en la Militia Templi que armó Constantino para destruir todos los evangelios y escrituras que habían sido desatendidos en Nicea, quemando infinidad de monasterios (monjes incluidos) en Egipto y el Sinaí, con la aquiescencia y colaboración de los distintos ‘papas’ que había nombrado en Roma.

    Responder
  • Los malditos cristianos no solo asesinaban a nuestros cientificos. Tambien quemaban nuestras bibliotecas. Destruian nuestros monumentos y cometian genocidios

    Responder
    • Muy cierto amigo Adan….. La historia nos cuenta miles de relatos donde los malditos e ignorantes cristianos asesinaron a millones de personas inocentes. Solo tenemos que hacer un conteo de los asesinatos y barbaries realizados por Jehova el dios cristiano, plasmados por sus esbirros en ese libro mitológico llamado biblia. Da vergüenza mencionarlo.

      Responder
  • Carlos Valladares
    26 junio, 2020 23:08

    Aquí dejo un artículo que habla sobre los mitos que engendró la biblioteca de Alejandría, y sus logros.
    https://writeclub1968.wordpress.com/2020/06/17/la-biblioteca-de-alejandria-mitos-vacios-y-logros-oscurecidos/

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.